7 de diciembre de 2019
22 de noviembre de 2019

Los diputados británicos, obligados a hacer números si ni 'tories' ni laboristas logran la mayoría

Los diputados británicos, obligados a hacer números si ni 'tories' ni laboristas logran la mayoría
Boris Johnson en campañ - ANDREW PARSONS

LONDRES, 22 Nov. (Reuters/EP) -

Las elecciones parlamentarias anticipadas que celebrará el 12 de diciembre Reino Unido son una prueba de fuego para el Gobierno de Boris Johnson, pero también para la oposición, liderada por el Partido Laborista, que aspira a dar la vuelta a unos sondeos que anticipan un posible Parlamento 'colgado', como se conoce en la jerga política británica a la falta de mayorías.

La mayoría absoluta se sitúa en la Cámara de los Comunes en los 326 escaños, una cifra que aparentemente ningún partido tiene garantizada a tenor de los sondeos. Estos estudios mantienen a los 'tories' como favoritos, a una distancia de más de diez puntos de los laboristas, pero Johnson podría terminar dependiendo de socios externos.

Si ninguna formación pasa el umbral de la mayoría, Johnson, en calidad de primer ministro, tendría derecho a dar el primer paso, bien para presentar su dimisión o para intentar constituir un gobierno en minoría. Si renuncia o no logra apoyos suficientes, la pelota pasaría al tejado de su principal rival, Jeremy Corbyn.

Cualquier gobierno debe someterse a una votación en el Parlamento para demostrar su capacidad de gobernar, por lo que los dos grandes partidos deberían convencer a los grupos minoritarios para que voten a favor o, al menos, se abstengan. Los cálculos dependen de con cuántos escaños amanezca cada parte el 13 de diciembre.

LOS PARTIDOS MUEVEN FICHA

El Partido Nacional Escocés (SNP), que tenía 35 escaños hasta la disolución del Parlamento, ha descartado entrar en una coalición, pero sí ha dejado claro que no respaldará la continuidad de Johnson en Downing Street. Así, estaría abierto a escorarse hacia Corbyn, siempre y cuando este aceptase la celebración de un nuevo referéndum independentista en Escocia.

Por su parte, el Partido Liberal Demócrata, con 20 escaños en la última legislatura, ha advertido también de que no se incorporará a ningún gobierno de coalición --sí lo hizo durante la etapa del 'tory' David Cameron como primer ministro-- ni votará a favor de las investiduras de Johnson y Corbyn.

La formación de Jo Swinson ha avanzado que decidiría caso por caso sus apoyos a un hipotético gobierno en minoría, aunque ha marcado distancias 'a priori' insalvables con el Partido Conservador después de posicionarse formalmente a favor de la continuidad de Reino Unido en la Unión Europea.

El norirlandés Partido Unionista Democrático (DUP), con diez escaños, se alió en la última etapa parlamentaria con Johnson para apoyar una administración en minoría, aunque en la fase final dejó clara su oposición al Acuerdo de Retirada que está ahora mismo sobre la mesa. No obstante, también ha descartado apoyar un ejecutivo dirigido por Corbyn.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional