20 de septiembre de 2019
3 de mayo de 2014

El director del FBI muestra su preocupación por el aumento de estadounidenses que combaten en Siria

WASHINGTON, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El director de la Oficina Federal de Investigación (FBI), James Comey, ha mostrado este viernes su preocupación por el aumento de estadounidenses y europeos que se están uniendo a la guerra civil siria, lo que suponen una amenaza "creciente" a la seguridad.

Comey ha asegurado que la situación "está empeorando", ya que "cada vez más gente está viajando desde Estados Unidos y desde todo el mundo" hacia Siria para unirse a los rebeldes que combaten para derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad.

Las autoridades estadounidenses cifran en decenas los estadounidenses y miles los europeos que han dejado sus países para formar parte en el conflicto. Algunos de los grupos rebeldes están relacionados con la organización terrorista Al Qaeda.

El responsable del FBI ha comparado la situación actual en Siria con Afganistán. "Todos nosotros tenemos memoria de los años 80 y 90, vimos la línea que va desde los años 80 y 90 hasta el 11 S. Vemos a Siria como esto aunque con un orden de magnitud peor", ha advertido.

Comey ha explicado las dos causas de por qué considera la guerra en Siria una amenaza mayor para la seguridad internacional que con el conflicto en Afganistán. En este momento hay un mayor número de occidentales que están viajando a Siria, además de que es más fácil viajar hasta la zona en la actualidad que a Afganistán.

"Es algo en lo que todas las partes de la Inteligencia estadounidenses están centradas", ha subrayado Camey, según ha informado el diario estadounidense 'The Wal Street Journal'.

Para leer más