28 de enero de 2021
26 de junio de 2018

Dos de cada tres estadounidenses perciben un retroceso de la democracia

Dos de cada tres estadounidenses perciben un retroceso de la democracia
REUTERS / YURI GRIPAS

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un 55 por ciento de los estadounidenses creen que la democracia que existe en el país es "débil" y un 68 por ciento creen que la situación seguirá empeorando, según un estudio en el que han colaborado las fundaciones del expresidente George W. Bush y del exvicepresidente Joe Biden.

La encuesta, elaborada por estos dos institutos y por la organización Freedom House, refleja que, para el 60 por ciento de las personas entrevistadas, vivir en democracia es "absolutamente importante", hasta el punto de que le conceden una relevancia de diez sobre diez en una escala de valoración.

Un 17 por ciento marca en dicha escala notas de 8 o 9, mientras que un 7 por ciento marca valoraciones de 6 o 7. Para el 12 por ciento restante, en cambio, la vida en democracia no es tan importante y no merece superar el 5 en dicha escala, según el sondeo, elaborado a partir de 1.400 entrevistas y con un margen de error de 2,6 puntos porcentuales.

El 'Proyecto Democracia: Revertir una crisis de confianza' refleja en términos generales un pesimismo de la ciudadanía estadounidense hacia su actual sistema política, ya que un 55 por ciento consideran que la democracia es "débil" y un 68 por ciento creen que dicha debilidad no hará más que aumentar. En cuanto a los motivos, la influencia del dinero en política y el racismo y la discriminación figuran entre los aspectos a mejorar más citados de una lista de once.

Un 54 por ciento de los encuestados ve necesario proteger los derechos de las minorías, mientras que siete de cada diez creen que el Gobierno debe adoptar medidas para apoyar la democracia y los Derechos Humanos en otros países. Un 84 por ciento de los norteamericanos afirman que, cuando otro país se vuelve una democracia, Estados Unidos también sale ganando --dos de cada tres consideran que mejora la seguridad--.

El expresidente Bush espera que este tipo de trabajos "sean un paso en la restauración de la fe en la democracia y en las instituciones democráticas", mientras que el exvicepresidente Biden considera que servirá para "fortalecer y reforzar los valores que conforman los cimientos de la democracia". "No podemos dar las libertades por sentadas, tenemos que trabajar por ellas y defenderlas", ha añadido el 'número dos' de la Administración de Barack Obama en un comunicado.

Para leer más