21 de octubre de 2019
20 de octubre de 2014

Duro revés para el primer ministro japonés tras la dimisión de dos de sus ministras claves

La hasta ahora ministra de Economía, Comercio e Industria se presentaba como posible primera ministra en un futuro

Duro revés para el primer ministro japonés tras la dimisión de dos de sus ministras claves
TORU HANAI / REUTERS

TOKIO, 20 Oct. (Reuters/EP) -

Dos ministras japonesas han presentado su dimisión este lunes por supuesta malversación de fondos públicos, un duro golpe para el Ejecutivo del primer ministro, Shinzo Abe, que pierde a dos de sus figuras claves. De hecho, la propia Yuko Obuchi había sido señalada por algunos analistas como posible primera ministra en un futuro.

La hasta ahora ministra de Economía, Comercio e Industria, Yuko Obuchi, y la ministra de Justicia, Midori Matsushima, eran dos de las cinco mujeres nombradas por Abe en su última reorganización ministerial. Una medida que pretendía aumentar su popularidad y mostrar su compromiso con la promoción de la mujer para reactivar la economía.

Ahora, a Abe se le presenta una situación política complicada en la que la pérdida de estas dos ministras podría dificultar la toma de decisiones en políticas claves para el país. entre ellas, la posibilidad de seguir adelante con medidas tan impopulares como una subida de impuestos sobre las ventas o la reactivación de los reactores nucleares cerrados tras el desastre de Fukushima en 2011.

"Creo que hay una gran posibilidad de que, con el fin de evitar que caiga su popularidad, se retrase durante un año las subidas de impuestos", ha reconocido el economista y director del Banco Resona, Koichi Kurose.

Una vez aceptadas las dimisiones, Abe espera poder contener el daño con sustituciones rápidas y nuevos nombramientos mientras que la oposición ya ha anunciado que está investigando si otros ministros pueden verse salpicados por las acusaciones.

"Hay más de dos ministros sobre los que existan sospechas", ha afirmado el 'número dos' en la opositor del Partido Demócrata, Yukio Edano. "Vamos a coordinar nuestras acciones con el resto de partidos de la oposición para señalar los problemas y pedir explicaciones sobre otros ministros", ha asegurado. Aun así, no ha dado nuevos nombres ni ha explicado cómo van a buscar esas explicaciones.

La ya exministra de Comercio e Industria Yuko Obuchi, de 40 años, es hija de otro ex primer ministro y apuntaba a convertirse en la primera mujer primer ministro de Japón. En base a las acusaciones, dos organizaciones políticas vinculadas a su persona habrían organizado viajes para sus votantes al teatro de Meijiza, ubicado en Tokio, en 2010 y 2011, por un coste total de 33,8 millones de yenes (cerca de 247.000 euros).

Apenas unas horas después, era la ministra de Justicia, Midori Matsushima, la que presentaba su dimisión. Matsushima había sido duramente criticada por distribuir abanicos de papel con su imagen y sus políticas durante un festival en su circunscripción, tal y como ha recordado la cadena de televisión pública japonesa NHK. Por ello, el opositor Partido Democrático había presentado una denuncia penal en la que se le acusaba de violar la ley electoral.

RECOMPOSICIÓN DE GOBIERNO

"Yo las nombré y como primer ministro soy responsable", ha dicho Abe. "Me disculpo profundamente ante los ciudadanos", ha agregado.

Abe ha nombrado a Yoichi Miyazawa, de 64 años, un exviceministro de Economía y sobrino del exprimer ministro Kiichi Miyazawa, como sucesor de Obuchi. Para la cartera de Justicia ha designado a Yoko Kamikawa, una exministra de Igualdad de Género. Ambos nuevos ministros estudiaron en la universidad estadounidense de Harvard.

A la cabeza del poderoso Ministerio de Economía, Comercio e Industria, Obuchi asumió la responsabilidad de intentar vender a una sociedad todavía asustada y preocupada por la inseguridad el plan de Abe para reiniciar los reactores nucleares.

Según los medios locales, Abe estaría pensando en Yoichi Miyazawa, el exviceministro de Economía de 64 años, licenciado en Harvard y sobrino del fallecido primer ministro Kiichi Miyazawa, para reemplazar Obuchi. Las mismas fuentes apuntan a Yoko Kamikawa, de 61 años y exministro de Igualdad y también licenciado en Ahrvard, para la cartera de Justicia.

Abe ya había ocupado el cargo de primer ministro entre 2006-2007, un mandato empañado por otros escándalos de sus ministros y por varias dimisiones. De hecho, el propio Abe dimitió solo un año después de jurar el cargo alegando problemas de salud y debido al estancamiento parlamentario del momento.

Su actual Gobierno no se había enfrentado a problemas de ese tipo hasta el cambio de gabinete. La coalición gobernante disfruta de una mayoría parlamentaria amplia y no hay elecciones generales hasta 2016.