17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

EEUU.- Criticas en EEUU por las "invasivas" imágenes de la intimidad que revelan los nuevos rayos X de los aeropuertos

PHOENIX (ARIZONA), 24 Feb. (EP/AP) -

El aeropuerto Internacional 'Sky Harbor', de Fénix (Arizona) se convirtió en el primero de Estados Unidos en aplicar la controvertida medida de examina a través de rayos X todo el cuerpo a los pasajeros aéreos. La polémica surge porque parece que las imágenes muestran con gran exactitud la anatomía humana con el fin de averiguar si los viajeros llevan explosivos u otro tipo de armas.

El aeropuerto de Fénix comenzó este viernes a aplicar la nueva tecnología con la que se puede ver a través de la ropa y que muestra el contorno humano con una ruborizarte claridad.

Los críticos al nuevo sistema afirman que la alta resolución de las imágenes de la tecnología "backscatter" son demasiado invasivas. Sin embargo la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) dijo que ha ajustado los equipos para que las imágenes solo muestren las líneas anatómicas, pero de tal forma que se pueda detectar si se esconden armas.

Durante el examen, la máquina solo será usada como medida reservada a la investigación. Los pasajeros que dan fallos en el arco de seguridad habitual o con el detector de metales podrán elegir entre el nuevo dispositivo o entre la tradicional exploración o 'cacheo' manual.

"Es cien por cien voluntario, así que si el pasajero no se encuentra cómodo con el nuevo sistema, no tiene por qué pasar por él", dijo el portavoz del departamento de Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), Nico Meléndez.

Los pasajeros que se seleccionan para ser escaneados por el nuevo sistema son preguntados primero sobre si desean someterse a la nueva unidad de rayos X o si prefieren que les exploren de forma manual y con los brazos en alto. Si se decantan por el nuevo procedimiento tendrán que girarse dentro de la cabina de rayos durante aproximadamente un minuto.

"Parece más rápido. Yo no me encuentro incómoda con el nuevo sistema", afirmó la pasajera Kelsi Dunbar, de 25 años de edad, quien eligió la máquina. "Creo en la TSA, y pienso que están intentado hacer las cosas de manera más rápida y eficaz en el aeropuerto", añadió.

Si embargo un experto dijo que la alteración de la imagen de la máquina es inefectiva, mientras que si se ve con total claridad la imagen produce una visión que invade absolutamente la privacidad.

"Cuanto más se oscurece la imagen, menos claras se ven la armas, los explosivos o el contrabando", dijo el director del Proyecto Tecnología y Libertad, de la organización 'Unión de Libertades civiles de América', con sede en Washington D.C., Barry Steinhardt.

"La imagen gráfica ofrece una búsqueda por bandas. No hace falta que te rastreen absolutamente para subir a un avión. Millones de americanos considerarían estas imágenes como pornográficas", añadió.

La máquina será probada durante 90 días en el control de seguridad de la terminal más grande del aeropuerto internacional Sky Harbor, que acoge los vuelos de US Airways y a Southwest Airlines, las dos aerolíneas con más viajeros en Fénix.

La tecnología podría quedarse definitivamente tras el periodo de prueba y la TSA espera instalar máquinas similares en el aeropuerto internacional de Los Ángeles (California) y en el aeropuerto Kennedy de Nueva York a finales de este mismo año.

Los oficiales de seguridad que trabajan con el pasajero mientras este está siendo analizado nunca ven las imágenes que la máquina produce. Las fotografías son vistas por otro oficial que se encuentra a unos cincuenta metros de la máquina y que no ve al pasajero, afirmó el oficial de la TSA.

La máquina no puede tampoco almacenar o enviar las imágenes, "una vez que analizamos al pasajero, la imagen se borra para siempre", dijo Melendez.

El portavoz dijo que la instalación del nuevo aparato costó al Sky Harbor cerca de 100 mil dólares (76 mil euros), pero que la máquina es propiedad de su fabricante, la empresa 'American Science and Engineering", de Boston (Massachussets).