5 de abril de 2020
9 de enero de 2008

EEUU dicta que el ex dictador Manuel Noriega sería tratado como prisionero de guerra si es extraditado a Francia

EEUU dicta que el ex dictador Manuel Noriega sería tratado como prisionero de guerra si es extraditado a Francia
REUTERS

MIAMI, 9 Ene. (Reuters/EP) -

El ex dictador panameño Manuel Antonio Noriega perdió hoy una nueva opción en su batalla para evitar la extradición a Francia, donde está acusado de blanqueo de capitales.

El juez del distrito Paul Huck determinó que Noriega podría todavía beneficiarse en Francia del estatus de prisionero de guerra (POW, por sus siglas en inglés) tras su extradición, que le fue aprobado por la corte federal de Miami el pasado mes de agosto. Los abogados del ex dictador anunciaron hoy que apelarán el fallo.

Los abogados de Noriega, que en la actualidad tiene 73 años de edad, buscaban bloquear la extradición alegando que el gobierno francés no respetaría que el ex dictador fue considerado en un juicio por tráfico de drogas en Estados Unidos celebrado en 1992 como "prisionero de guerra", lo que le otorgaría un estatus particular que incluye protecciones especiales de acuerdo a la Convención de Ginebra.

La justicia estableció así otro revés legal para el ex dictador panameño, quien está acusado en Francia de utilizar beneficios del narcotráfico para comprar tres apartamentos lujosos en una zona exclusiva de París. Uno de los abogados de Noriega Jon May dijo que esta es el cuarto fallo que aclara el camino a la extradición desde el mes de agosto.

El pasado mes de septiembre, el juez de distrito William Hoelever rechazó las alegaciones de que Francia podría dejar de tratar a Noriega como prisionero de guerra y privarle de las protección para prisioneros de guerra bajo la Convención de Ginebra. "Estoy adoptando los fallos del juez Hoelever", aseguró hoy Huck.

Noriega fue capturado en enero de 1990 un mes después de la invasión de Panamá por parte de Estados Unidos. En Miami fue procesado en el juzgado de Hoelever en 1992 por tráfico de drogas, chantaje y otros cargos de conspiración.

El abogado Frank Rubino argumentó que bajo estas convenciones, Noriega ha sido retenido de forma ilegal en Estados Unidos porque estaba prevista su repatriación a Panamá desde que su completó su sentencia en ese país norteamericano.