31 de marzo de 2020
23 de enero de 2019

EEUU expresa su "preocupación" por la represión de las protestas en Sudán y pide reformas al Gobierno

EEUU expresa su "preocupación" por la represión de las protestas en Sudán y pide reformas al Gobierno
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha expresado este miércoles su "preocupación" por la represión por parte de las fuerzas de seguridad sudanesas de las manifestaciones contra el presidente, Omar Hasán al Bashir, y el empeoramiento de la calidad de vida en el país.

"Estados Unidos está preocupado por el creciente número de arrestos y detenciones y por el creciente número de personas muertas y heridas, tras cuatro semanas de protestas en Sudán", ha dicho el viceportavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino.

Así, ha expresado el apoyo de Washington "al derecho de los sudaneses a concentrarse de forma pacífica y expresar sus demandas para una reforma política y económica, así como por un Sudán más pacífico e inclusivo".

"Condenamos el uso de la violencia, incluido el uso de fuego real, y el excesivo uso de gases lacrimógenos por parte de las fuerzas de seguridad de Sudán", ha señalado, antes de resaltar que una relación "más positiva" entre ambos países "requiere una reforma política significativa y un progreso sostenido en materia de Derechos Humanos".

Palladino ha indicado que "esto debe incluir la prohibición del uso de la detención arbitraria y el exceso de fuerza contra los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad, así como el fin del acoso e intimidación a periodistas, defensores de los Derechos Humanos, opositores políticos, médicos, estudiantes y otros actores de la sociedad civil por parte del Gobierno".

En este sentido, ha reclamado "la liberación de todos los periodistas, activistas y manifestantes pacíficos detenidos de forma arbitraria y que aquellos que hacen frente a cargos puedan tener representación legal y la oportunidad de una revisión legal de su detención".

"Pedimos además al Gobierno que permita una investigación creíble e independiente en torno a la muerte y heridas sufridas por los manifestantes", ha puntualizado, antes de reclamar al Ejecutivo "un ambiente seguro para la expresión pública" y "un diálogo con la oposición y la sociedad civil en un proceso político más inclusivo".

Las movilizaciones comenzaron el 19 de diciembre en respuesta a la crisis económica, pero pronto la petición de dimisión de Al Bashir --que lleva 30 años en el poder-- se convirtió en la principal reivindicación, ya que le consideran responsable de los problemas del país.

Hasta el momento las autoridades han contabilizado 26 muertos en el marco de las manifestaciones, incluidos dos policías. Grupos de Derechos Humanos estiman en al menos 40 los fallecidos durante estas protestas, las más importantes desde que Al Bashir llegó al poder en un golpe de Estado en 1989.

Sobre Al Bashir pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por genocidio y crímenes contra la Humanidad por los presuntos abusos cometidos en la provincia de Darfur. Hasta ahora se ha librado del procesamiento al evitar su detención viajando sólo a países aliados.

Para leer más