EEUU insta a China a detener la militarización del disputado mar de la China Meridional

EEUU insta a China a detener la militarización del disputado mar de la China Meridional
9 de noviembre de 2018 REUTERS / LEAH MILLIS

WASHINGTON, 9 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha instado este viernes a China a que detenga la militarización en el disputado mar de la China Meridional, mientras que Pekín se ha quejado de que Washington ha enviado barcos de guerra y aviones cerca de islas que reclama en la zona.

Durante una ronda de conversaciones de funcionarios de alto nivel en Washington, las dos partes han aireado muchas de sus principales diferencias geopolíticas, incluida una tensa disputa comercial, la libertad de navegación en Asia y el Pacífico, el gobierno autónomo de Taiwán y la represión de China contra la minoría musulmana uighur.

Funcionarios chinos han aprovechado la oportunidad para advertir de que una guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo terminaría perjudicando a ambas partes y pedir que se mantengan abiertos canales de comunicación para resolver un asunto que ha desconcertado a los mercados.

Las conversaciones parecían apuntar a controlar el daño a las relaciones en los últimos meses y allanar el camino para un encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping, respectivamente, en la cumbre del G-20 en Argentina a fines de noviembre.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha resaltado que, si bien la relación bilateral hace frente a desafíos, "la cooperación sigue siendo esencial en muchos temas". "Estados Unidos no está llevando a cabo una política de contención o de Guerra Fría respecto a China", ha recalcado.

Pompeo y el secretario de Defensa, Jim Mattis, se han reunido durante la jornada con el consejero de Estado chino para Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, y el ministro de Defensa del país, Wei Fenghe.

El diálogo anual sobre seguridad y diplomacia entre Estados Unidos y China estaba originalmente programado en Pekín el mes pasado, pero fue cancelado debido a las crecientes tensiones.

En este sentido, Pompeo ha manifestado que Washington "está preocupado por las actividades de China y la militarización del mar de la China Meridional", al tiempo que ha resaltado que ha pedido a Pekín que "cumpla sus compromisos pasados en este área".

En respuesta, Yang ha asegurado que las autoridades del gigante asiático están comprometidas con una política de "no confrontación", si bien ha argumentado que Pekín tiene derecho a instalar las "instalaciones defensivas necesarias" en lo que considera su territorio.

Por su parte, Wei ha reiterado que el país defenderá "a cualquier coste" su reclamación sobre Taiwán, que cuenta con el apoyo diplomático de Estados Unidos, si bien ha indicado que una confrontación "sería un desastre para todos".

En otro orden de cosas, Yang ha dicho que la guerra comercial entre Pekín y Washington puede resolverse mediante el diálogo y ha destacado que el conflicto actual no sólo dañaría a ambos países sino también a la economía mundial.

Las relaciones comerciales y económicas entre Estados Unidos y China son "cruciales para la economía mundial", ha sostenido. "Estos temas pueden resolverse mediante el diálogo y la consulta. Una guerra comercial, en lugar de llevar a una solución, terminará dañando a ambas partes y a la economía global", ha remachado.

Contador

Últimas noticias