28 de noviembre de 2020
24 de agosto de 2006

EEUU/Irán.- La Administración norteamericana podría estar subestimando la amenaza que Irán representa para EEUU

NUEVA YORK, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno estadounidense podría haber estado minusvalorando la amenaza que realmente supone Irán para el país, según se desprende de un informe del Congreso norteamericano, publicado ayer, en el que se expresan desacuerdos entre las distintas agencias de información de la Administración.

Según el diario 'The New York Times', que cita altos cargos del Gobierno y representantes republicanos, existe una gran preocupación por la posibilidad de que la Administración hubiera desestimado informes de algunas agencias en las que se refleja una preocupación superior a la hasta ahora expuesta sobre la amenaza iraní.

Las fuentes citadas señalan que existe una disconformidad dentro de la Casa Blanca entre aquellos que presionaron para ir a la guerra con Irak y que ahora desean enfrentar de manera más directa la amenaza nuclear iraní, en un momento en el que las agencias de información se encuentran mejorando sus métodos para evitar errores como el de Irak.

El informe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes advierte de la amenaza que supone Irán y critica a las agencias americanas de información por sus cautos informes sobre el programa armamentístico iraní, reclamando "sus mejores juicios analíticos y no rehuir conclusiones provocativas".

Asimismo, algunos representantes critican que las agencias de Inteligencia hayan desestimado informes de fuentes como los servicios secretos israelíes de los contactos que ha mantenido Hezbolá con miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní. Otros como el demócrata por New Jersey Rush Holt temen que los servicios de Inteligencia se muestren reacios a parecer proclives a la guerra.

Según 'The New York Times', varios oficiales de Inteligencia afirman que las agencias de información han hecho aseveraciones en las últimas semanas en las que pese a establecer vínculos entre Irán y Hezbolá y una documentada historia de suministro de armamento a la milicia, no hay evidencia que sugiera que Irán ordenó a Hezbolá atacar o que Teherán controla directamente los ataques contra Israel.

Uno de los oficiales citados por 'The New York Times' explica que "no hay directrices en el terreno de Irán" y que "nadie debería pensar que Hezbolá es una entidad controlada a distancia", una posición que es mantenida por numerosos miembros del Ejército norteamericano.

El informe del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, redactado en su mayoría por republicanos en dicho comité, ha sido criticado por algunos demócratas ,que afirman que dicho informe insinúa y realiza aseveraciones no sostenidas por hechos con el objeto de elevar la amenaza que Irán supone para Estados Unidos.

John E. McLaughlin, ex director de servicios de Inteligencia, se mostró seguro al afirmar que los servicios de Inteligencia son "apropiadamente cautos (...), aplicándose a ellos mismos un estándar de evidencia más alto debido a los fallos de Irak". Los servicios de Inteligencia saben ahora más de las fuentes de información que antes de Irak, señaló el ex director de análisis de Inteligencia nacional, Thomas Fingar.

El consenso de los servicios de Inteligencia, agregó 'The New York Times', es que Irán todavía necesita años para fabricar el arma nuclear, una afirmación que inflama a muchos en Washington porque se está ignorando la posibilidad de que el Gobierno de Teherán reciba ayuda de otros países como Corea del Norte.