4 de marzo de 2021
9 de noviembre de 2014

EEUU no tiene constancia de que Al Baghdadi fuera en el convoy bombardeado

WASHINGTON, 9 Nov. (Reuters/EP) -

Estados Unidos no tiene información que indique que el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, viajaba en el convoy de vehículos bombardeado cerca de la ciudad de Mosul ni si como consecuencia resultó herido o muerto, según han informado fuentes estadounidenses en declaraciones bajo condición de anonimato.

Al ser interrogada por la información difundida a través de Twitter sobre las heridas sufridas por Al Baghdadi, la fuente ha explicado que "nada ha cambiado" desde el sábado, cuando el Pentágono informó de que no estaba claro si el líder yihadista y autoproclamado califa viajaba en el convoy.

El convoy se desplazaba cerca de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, ha explicado un portavoz del Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses, Patrick Ryder.

Ryder ha indicado que el Pentágono tiene razones para creer que el convoy procede de una reunión de dirigentes del Estado Islámico. Estaba formado por diez camiones en el que viajaban milicianos armados.

Este mismo sábado, la televisión iraquí Al Hadath informó de que la aviación estadounidense había bombardeado una reunión de dirigentes del Estado Islámico en Irak en la que podrían incluso Al Baghdadi, cerca de la localidad de Al Qaim, situada cerca de la frontera con Siria.

En concreto, Al Hadath informa de decenas de muertos y heridos por el bombardeo sobre Al Qaim, aunque reconoce que no se sabe si le ha pasado algo a Al Baghdadi. Al Qaim se encuentra muy cerca de la ciudad siria de Albukamal y ambas forman parte de una ruta estratégica para la logística del Estado Islámico.

Testigos presenciales han informado en declaraciones a Reuters de un bombardeo sobre una casa en la que había dirigentes del Estado Islámico. Tras el bombardeo, se habilitó un hospital para atender a los heridos y se emplearon altavoces para pedir donaciones de sangre a los vecinos de la zona, ha relatado un testigo.

Para leer más