5 de marzo de 2021
25 de junio de 2014

Egipto defiende en la ONU su sistema judicial

NUEVA YORK, 25 Jun. (Reuters/EP) -

   Egipto de defendido en Naciones Unidas su sistema judicial, asegurando que da "plenas garantías a los acusados", tras la oleada de críticas que se ha desatado en la comunidad internacional por la condena a hasta diez años de cárcel contra tres periodistas de la cadena panárabe Al Yazira por apoyar a Hermanos Musulmanes.

   "El sistema judicial egipcio es sobradamente conocido por dar plenas garantías a los acusados", ha dicho el 'número dos' de la delegación egipcia en la ONU, Osama Abdeljalek Mahmud, en el marco del encuentro celebrado este miércoles por la Asociación de Corresponsales en Naciones Unidas.

   Así, el diplomático egipcio ha confiado en que "se seguirá el debido proceso y se hará Justicia en casos de este tipo". "Hacer periodismo no es un crimen", ha afirmado, recogiendo así el lema que se ha promovido en las redes sociales en solidaridad con los tres trabajadores de Al Yazira.

   "Tenemos 1.200 corresponsales extranjeros trabajando en Egipto y ninguno de ellos ha sido acosado", ha afirmado. "Respetamos profundamente el papel de la prensa", ha añadido.

   El subdirector del Comité para la Protección de los Periodistas, Robert Mahoney, ha rebatido estas palabras, indicando que unos 67 informadores han sido detenidos desde el golpe de Estado contra el Gobierno del islamista Mohamed Mursi, el 3 de julio de 2013.

   "Muchos han sido liberados, pero hoy, según hablamos, hay 14 encarcelados, incluidos los tres de Al Yazira", ha denunciado Mahoney, aseverando que "esto convierte a Egipto en el mayor carcelero de periodistas del mundo árabe, incluso más que Siria".

EL CASO

   Los tres condenados son el australiano Peter Greste, corresponsal de Al Yazira en Kenia; el egipcio-canadiense Mohamed Fahmy, jefe de la oficina de Al Yazira en inglés; y el productor egipcio Baher Mohamed. Junto a ellos, otros once imputados han sido condenados a diez años de cárcel en ausencia.

   Todos ellos estaban acusados de dañar la unidad nacional y la paz social, divulgar noticias falsas y pertenencia a una organización terrorista, en alusión a Hermanos Musulmanes, grupo islamista que respaldaba el derrocado Gobierno de Mohamed Mursi.

   Greste y Fahmy fueron detenidos el 29 de diciembre en la sala del hotel Marriott en la que estaban trabajando, mientras que Mohamed fue detenido en su vivienda un día después. Desde entonces, los tres han permanecido recluidos en la prisión de Tora.

   La comunidad internacional ha rechazado el fallo contra los tres periodistas, al considerar que se trata de un ejemplo más de la represión ejercida por parte de las autoridades egipcias contra los críticos.

Para leer más