22 de octubre de 2019
14 de noviembre de 2014

El Ejército paquistaní transmite a Ghani que la seguridad de ambos países está "inextricablemente unida"

ISLAMABAD, 14 Nov. (Reuters/EP) -

Las Fuerzas Armadas paquistaníes han transmitido este viernes al nuevo presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, que la seguridad de ambos países está "inextricablemente unida", un mensaje que llega coincidiendo con el inicio de la primera visita oficial que realiza el mandatario afgano al país vecino.

Las relaciones entre Afganistán y Pakistán se encuentran en un momento delicado como consecuencia de que ambos países se acusan de estar refugiando insurgentes que traspasan las fronteras para perpetrar atentados y huir.

Se trata de la primera visita de Estado que Ghani realiza a Pakistán. El director de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas paquistaníes, el general de División Asim Bajwa, ha afirmado en un mensaje publicado en Twitter que la visita de Ghani se enmarca en un clima positivo y se centrará en la cooperación fronteriza.

"La seguridad y la estabilidad son un objetivo común. Nuestra seguridad está inextricablemente unida", ha dicho. Por su parte, una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní, Tasnim Aslam, ha afirmado que las negociaciones entre Ghani y el primer ministro paquistaní del país, Nawaz Sharif, que llegó al poder en 2013, tendrán un amplio alcance.

"La paz, la estabilidad, los acuerdos políticos, la cooperación económica, el programa de entrenamiento, todo la cooperación bilateral que pueda haber son asuntos que están encima de la mesa", ha afirmado la portavoz.

Una de las principales preocupaciones de Pakistán es la creciente influencia de India, su principal rival, en Afganistán cuando las tropas de la OTAN abandonen el país a finales de 2014. India ha entrenado a cientos de los oficiales de seguridad afganos bajo un acuerdo bilateral.

A principios de este mes, las Fuerzas Armadas paquistaníes ofrecieron un paquete de entrenamiento a nivel de brigada a las Fuerzas Armadas afganas. Afganistán declinó la oferta por las sospechas de que Pakistán esconde a insurgentes afganos en su territorio.

Ghani se ha reunido este viernes con el ministro de Finanzas paquistaní, Ishaq Dar, y se han marcado el objetivo de duplicar el comercio entre ambos países para llegar a los 5.000 millones de dólares de intercambio (4.000 millones de euros).

Ghani, que llegó al poder en septiembre tras una prolongada disputa electoral, ha buscado la mediación de China en las negociaciones de paz con los talibán afganos.

China mantiene buenas relaciones tanto con Afganistán como con Pakistán, que también combate la insurgencia de los talibán, y también está preocupada por el terrorismo islamista por la presencia de integristas de esta corriente en la región de Xinjiang.

Aslam ha afirmado que Pakistán da la bienvenida a un papel más amplio para China y está a la espera de cualquier solicitud del Gobierno afgano para poner en marcha el proceso de paz.