21 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

Empieza el juicio contra los acusados del ataque frustrado con explosivos contra iraníes exiliados en Francia

Empieza el juicio contra los acusados del ataque frustrado con explosivos contra iraníes exiliados en Francia
Imagen de archivo del interior de una sala de un tribunal belga. - JONAS ROOSENS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra los cuatro presuntos autores del ataque con explosivos frustrado contra un evento de iraníes exiliados en Francia comienza este viernes en Amberes, en el norte de Bélgica, casi dos años y medio después del incidente.

El evento, celebrado en la localidad de Villepinte, a las afueras de la capital francesa y al que acudieron miles de personas, tuvo lugar el 30 de junio de 2018 y estaba organizado por el grupo opositor Consejo Nacional de Resistencia de Irán (NCRI, por sus siglas en inglés), prohibido en Irán.

Las investigaciones de la Fiscalía belga han asegurado que si el ataque no hubiera sido frustrado, podría haber causado un gran número de muertos y heridos por la cantidad de asistentes, por lo que los cuatro presuntos autores tendrán que enfrentar cargos por planear y preparar el ataque.

El veredicto final, no obstante, se espera que se emita a finales de diciembre, cuando se dará a conocer la sentencia de los acusados, que enfrentan una pena de cárcel de hasta 20 años.

En 2018, cuando se frustró el ataque, tuvo lugar un cruce de acusaciones entre Francia e Irán, ya que el primero acusaba al segundo de haber ordenado directamente el ataque.

Entre los motivos de esta acusación se encuentra que uno de los presuntos autores es un hombre acreditado como diplomático en la Embajada iraní en Viena en el momento del ataque y los investigadores aseguran que es un empleado del Ministerio de Noticias iraní, según la declaración del fiscal encargado del caso.

Entre las tareas de esta cartera ministerial se incluye la vigilancia y la lucha contra los grupos opositores tanto dentro como fuera del país.

Este acusado habría encargado el atentado a un matrimonio residente en Bélgica, a quien les entregó un artefacto que contenía 500 gramos de explosivos, aunque fuera detenidos por las fuerzas de seguridad belgas cuando estaban de camino a Francia.

Para leer más