6 de abril de 2020
30 de diciembre de 2014

Enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los seguidores del líder de la oposición detenido en Bahréin

MANAMA, 30 Dic. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de seguridad se han enfrentado a los seguidores del líder de la oposición de Bahréin, el jeque Ali Salman, detenido desde el pasado domingo y que permanecerá arrestado una semana más.

Los seguidores del principal grupo de la oposición, el partido chií Al Wefaq, se han manifestado este martes frente al domicilio de Salman, en la localidad de Bilad al Qadeem, tras darse a conocer la ampliación del arresto del jeque.

Las fuerzas de seguridad han lanzado gases lacrimógenos contra la muchedumbre, mientras que varios manifestantes les han lanzado piedras y varas de hierro. El Gobierno suní de Bahréin no ha hecho comentarios sobre los disturbios.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU ha expresado su preocupación por la detención y la posible sentencia de cárcel de Salman, que lidera Al Wefaq. "Los partidos de la oposición son pilares fundamentales para cualquier democracia", ha afirmado una portavoz de la oficina que encabeza Zeid Raad al Hussein Zeid.

"El arresto del jeque Salman, líder del grupo de la oposición Al Wefaq, intensifica el riesgo de aumentar la tensión política y las protestas antigubernamentales que se han sucedido durante al menos cuatro años", ha añadido. "Los abogados de Salman aseguran que está acusado de delitos que conllevan penas de varios años de cárcel, también por incitar al derrocamiento del Gobierno", ha dicho.

El jefe de prensa de Al Wefaq, Taher al Moussawi, ha afirmado que la detención de Salman se ha ampliado una semana. Uno de los abogados del jeque, Abdulá al Shamlawi, ha publicado en Twitter que la Fiscalía decidió extender el arresto durante una semana para continuar con el interrogatorio el próximo miércoles.

La propia Fiscalía ha anunciado a través de la cuenta de Twitter del Fiscal General del Estado, Nayef Yousef Mahmoud, que el secretario general de una de las sociedades políticas de Bahréin permanecería en prisión durante otros siete días para ser interrogado, sin mencionar a Salman, según ha informado la agencia estatal de noticias BNA.

Por su parte, altos cargos de Al Wefaq han afirmado que no participarán en las elecciones porque el Parlamento no tiene suficiente poder y porque los comicios favorecen a los líderes suníes del país.

La minoría chií de Bahréin ha convocado protestas desde 2011 contra el Gobierno suní para exigir reformas que limen la discriminación que sufren. Las autoridades han reprimido las manifestaciones con el apoyo de otros miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), aunque las revueltas se han incrementado hasta el punto de que se han producido dos ataques con bomba contra las fuerzas de seguridad. Al menos dos personas han muerto en el último mes por el conflicto.

Para leer más