1 de abril de 2020
11 de noviembre de 2014

El enviado de la ONU para Libia se reúne con el presidente del Parlamento autoproclamado en Trípoli

TÚNEZ, 11 Nov. (Reuters/EP) -

El enviado especial de la ONU para Libia, el español Bernardino León, ha mantenido su primer encuentro con el presidente del Parlamento autoproclamado en Trípoli, rival del elegido en los comicios de junio y que ha trasladado su actividad a la ciudad de Tobruk.

Naciones Unidas, al igual que la mayor parte de países, únicamente reconoce la legitimidad de la Cámara de Representantes de Tobruk y del Gobierno surgido de ella, encabezado por el primer ministro Abdulá al Thinni.

En la ciudad de Trípoli, tomada por milicias armadas, funciona la Asamblea General Nacional, que también cuenta con su propio primer ministro, Omar al Hassi.

Hasta ahora, la comunidad internacional ha ignorado a estas autoridades paralelas, pero León finalmente se ha visto con el presidente de la Asamblea de Trípoli, Nouri Abu Sahmain, en un intento por acercar posiciones de cara a un posible diálogo.

Un portavoz del Parlamento de la capital, Omar Hmeidan, ha afirmado que el enviado de la ONU inicialmente no quería reunirse con ninguna autoridad de Trípoli, pero no le ha quedado otra opción después de que el Tribunal Supremo declarase inconstitucional a la Cámara de Tobruk. "No quería verse con la autoridad legítima (...) pero respeta la sentencia del Supremo", ha apuntado.

Naciones Unidas ha confirmado el encuentro con Abu Sahmain pero sin identificarle como presidente del Parlamento alternativo. Según un comunicado, "León escuchó sus ideas para romper el estancamiento" y resolver la actual "crisis política y de seguridad" y ambos mantuvieron un encuentro "fructífero, franco y abierto".

En septiembre, la ONU inició un diálogo entre la cúpula de la Cámara de Representantes de Tobruk y algunos diputados de Misrata --de donde procedían las milicias que tomaron Trípoli--, pero no ha trascendido ningún avance por el momento.

Para leer más