6 de abril de 2020
28 de noviembre de 2018

Erdogan pide una solución diplomática a Rusia y Ucrania tras el incidente en el estrecho de Kerch

Erdogan pide una solución diplomática a Rusia y Ucrania tras el incidente en el estrecho de Kerch
REUTERS / UMIT BEKTAS - ARCHIVO

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido este miércoles a los gobiernos de Rusia y Ucrania que rebajen las tensiones en el mar de Azov tras los últimos incidentes entre ambos países y que busquen una solución diplomática.

Según las informaciones facilitadas por la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, Erdogan ha hablado durante la jornada con sus homólogos ruso y ucraniano, Vladimir Putin y Petro Poroshenko, respectivamente, y ha abogado por una solución diplomática.

Posteriormente, ha mantenido otra conversación con el presidente estadounidense, Donald Trump, con el que ha abordado este asunto y ha acordado mantener un encuentro en los márgenes de la cumbre del G-20 que se celebrará este viernes y sábado en Argentina.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha confirmado que ambos líderes han expresado su "profunda preocupación" por el incidente en el estrecho de Kerch y "la continuada detención de los buques y tripulantes ucranianos", tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

Durante la jornada, Putin ha acusado a Poroshenko de haber organizado la "provocación" del domingo cerca del estrecho de Kerch, donde la Guardia Costera rusa apresó a tres barcos ucranianos y a su tripulación, con el objetivo de reforzar su imagen ante la próxima celebración de elecciones presidenciales.

Putin ha dicho que, según los índices de popularidad, Poroshenko "se encuentra en la quinta posición" entre los candidatos que participarán en las próximos comicios presidenciales, previstas para marzo del próximo año.

El mandatario ruso ha considerado que Poroshenko corre el riesgo de "no pasar a la segunda vuelta de los comicios" y, por ello, "necesita hacer algo para agravar la situación y crear obstáculos insuperables para sus rivales, sobre todo de la oposición", según la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Hay indicios evidentes de que fue una provocación preparada de antemano para luego usarla como un pretexto para imponer la ley marcial en el país", ha subrayado Putin, en referencia a la ley marcial decretada por Poroshenko y ratificada por el Parlamento tras el apresamiento de los barcos ucranianos por parte de la Guardia Costera rusa.

Putin ha lamentado, además, que las autoridades ucranianas no sean criticadas por su actuación en ningún caso. "Las actuales autoridades ucranianas venden con éxito los ánimos antirrusos porque ya no tienen nada más que vender y da la impresión que Kiev sale seco hasta del agua", ha señalado. "Si mañana pide inocentes de desayuno seguro que se los sirven", ha añadido.

El mandatario ruso ha puesto en entredicho que el incidente en Kerch sea justificación suficiente para imponer la ley marcial en Ucrania durante un mes. "Tuvo lugar un incidente en el mar Negro, pero no es más que un incidente fronterizo", ha asegurado.

En este sentido, ha asegurado que el Gobierno ucraniano no impuso la ley marcial tras la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia en 2014 ni por la guerra en el este de Ucrania. "Es un juego sucio para agravar la situación dentro del país para socavar a sus rivales políticos", ha recalcado.

Putin ha defendido la actuación de los guardias rusos que interceptaron a los barcos ucranianos y detuvieron a su tripulación por considerar que traspasaron las fronteras rusas y desoyeron las órdenes para detenerse.

"¿Cómo debían actuar los guardias fronterizos? Las embarcaciones militares irrumpieron en las aguas territoriales de Rusia y no responden. No está claro qué es lo que van a hacer. ¿Cómo debían actuar? Si hubiesen actuado de otra manera, habrían sido enjuiciados, ellos cumplieron su deber militar", ha señalado.

El 25 de noviembre, tres barcos ucranianos fueron interceptados y apresados por la Guardia Costera rusa cuando estaban esperando para intentar cruzar el paso del estrecho de Kerch. Según Rusia, los tres barcos se adentraron en sus aguas territoriales e hicieron caso omiso.

Ucrania mantiene que estaban regresando a su base tras no recibir autorización para pasar el estrecho y que los guardias costeros rusos dispararon "a matar" contra los tres barcos. Rusia mantiene apresados los barcos y detenidos a todos los militares de su tripulación.

Para leer más