22 de octubre de 2019
12 de marzo de 2009

Etiopía/Kenia.- Mueren al menos 14 personas en una semana a causa del cólera en la frontera entre Etiopía y Kenia

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos 14 personas han muerto en la última semana a causa del brote de cólera detectado en la frontera entre Kenia y Etiopía, según informaron fuentes oficiales de sanidad, citadas por la agencia humanitaria de noticias de la ONU, IRIN.

"Tres personas han muerto en Kenia y se han confirmado once muertes en Etiopía", declaró a IRIN un responsable clínico del distrito keniano de Moyale, Abdullahi Jaldesa. Entre los tres fallecidos en Kenia figuran dos niños. Aparte, trece personas han sido ingresados en el hospital de Moyale.

El Ministerio keniano de Sanidad, que trabaja con el apoyo técnico de la oficina local de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha confirmado que el brote se produjo el pasado 5 de marzo.

De momento se han diagnosticado 50 casos en Moyale y otros 110 a lo largo de la frontera. El balance de muertes podría aumentar porque algunos de los afectados se encuentra en zonas remotas, lejos de instalaciones médicas. Según el coordinador de la Cruz Roja keniana, Liban Mohamed, el hospital del distrito carece de medicinas suficientes.

El brote fue detectado en primera instancia en Etiopía y posteriormente se extendió a la aldea de Dabelle, en Moyale, en territorio keniano, según Mohamed. Su propagación se ha debido a las pobres condiciones sanitarias y a la falta de agua potable en la zona, razón por la cual la población consume agua contaminada.

Aparte, el constante flujo de personas a lo largo de la frontera ha contribuido a expandir el cólera. La falta de personal y de medicamentos están frustrando los intentos de las autoridades por mantener controlada la enfermedad, explicó Mohamed. Algunos restaurantes de la parte keniana han sido cerrados y las importaciones de alimentos procedentes de Etiopía han sido prohibidas.

El cólera es una infección intestinal aguda causada por la bacteria 'Vibrio cholerae'. Sin un adecuado tratamiento, puede causar deshidratación severa y muerte.