1 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

La Eurocámara pide a Bruselas un marco jurídico para regular la inteligencia artificial con ética

BRUSELAS, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Europeo ha instado a la Comisión Europea a crear un nuevo marco jurídico que desarrolle los principios éticos y las obligaciones jurídicas sobre la inteligencia artificial y robótica.

Así lo ha expresado en una serie de iniciativas legislativas aprobadas en el pleno. En particular, la defendida por el socialista español Iban García servirá para orientar las normas que gobiernen en este sector teniendo en cuenta cuestiones éticas, de responsabilidad civil y de derechos de propiedad intelectual. Todo de cara a la propuesta legislativa de Bruselas que se espera para principios de 2021

La propuesta plantea que cualquier ley futura debe regirse por los principios de moldear una inteligencia artificial antropocéntrica y antropogénica; contar con seguridad, transparencia y rendición de cuentas y con salvaguardias contra el sesgo y la discriminación. Así también el marco jurídico debe contemplar el derecho de reparación; responsabilidad social y medioambiental, respeto de la intimidad y protección de los datos.

Para asegurar el control humano sobre la tecnología, la iniciativa propone que estos sistemas se diseñen de tal modo que permitan en cualquier momento la supervisión humana, así como que en operaciones que puedan atentar contra principios éticos el control sea plenamente humano.

En otra iniciativa, la Eurocámara ha pedido un marco de responsabilidad civil que haga responsables a quienes trabajan con esta tecnología de riesgo de cualquier perjuicio que esta pudiera causar. "Un marco jurídico claro dará alas a la innovación, al dotar a las empresas de la necesaria seguridad jurídica; pero también protegerá a los ciudadanos", defiende el documento cuyo ponente ha sido el popular alemán Axel Voss.

En una tercera propuesta, el Parlamento Europeo ha aprobado que el liderazgo mundial de la Unión en este campo vaya de la mano de un sistema de derechos de propiedad intelectual efectivo y con salvaguardias para el sistema de patentes de la UE. "Esto no puede hacerse a expensas de los intereses de los creadores humanos ni de los principios éticos de la Unión", ha defendido el informe presentado por el liberal francés Stephane Sejourne