28 de octubre de 2020
19 de abril de 2018

La Eurocámara pide a Turquía la liberación de los dos soldados griegos encarcelados sin acusación

BRUSELAS 19 (EUROPA PRESS)

El pleno de la Eurocámara ha reclamado este jueves a las autoridades de Turquía que pongan en libertad a los dos militares griegos que fueron detenidos en una zona fronteriza el pasado marzo y se encuentran encarcelados desde entonces en ese país "sin cargo alguno", ya que desconocen "el crimen del cual se les acusa", según la resolución aprobada.

El texto, que ha contado con el apoyo casi unánime de la cámara --607 votos a favor frente a 7 en contra y 18 abstenciones-- pide a las autoridades turcas que concluyan "rápidamente" el proceso judicial, liberen y "devuelvan a Grecia" a ambos soldados.

Turquía debe en ese sentido "seguir escrupulosamente los procedimientos legales y respetar plenamente los Derechos Humanos consagrados en la legislación internacional, incluyendo la Convención de Ginebra", dice la resolución.

Asimismo el pleno del Parlamento Europeo ha hecho un llamamiento para que el Consejo, la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior, así como los Estados miembros de la UE "muestren solidaridad con Grecia" y pidan también la liberación "inmediata" de ambos soldados en cualquier contacto o comunicación que tengan con las autoridades turcas "en espíritu del derecho internacional y las buenas relaciones entre vecinos".

La resolución recuerda que casos previos de cruces de frontera similares tanto por parte de militares griegos como turcos "han sido resueltos en el pasado en el propio lugar, a nivel de las autoridades militares locales de ambos lados".

El pasado martes la Eurocámara ya celebró un debate con el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis Christos Stylianides en el que se le preguntó por los "pasos a seguir" para que los dos soldados sean puestos en libertad. Todos los grupos políticos criticaron a Turquía por no respetar derechos fundamentales ni el Estado de derecho, y expresaron su solidaridad con Grecia.

Los militares fueron detenidos tras pasar la frontera por una zona boscosa del noreste de Grecia el 1 de marzo. Las autoridades griegas argumentaron que los dos soldados cruzaron al país vecino por error mientras realizaban una de sus rondas. Sin embargo, Turquía ordenó su detención inmediata por entrada ilegal y espionaje militar.

En estos últimos meses, las tensiones políticas entre ambos países han aumentado por la decisión de Grecia de no extraditar a militares turcos que desertaron tras la intentona golpista de julio de 2016. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha acusado a Grecia en varias ocasiones de dar asilo a los presuntos golpistas y de no cumplir su promesa de devolver a los militares a Turquía.