15 de octubre de 2019
17 de agosto de 2009

La ex mujer del novio confiesa estar detrás del incendio en una boda en el que murieron más de 40 personas

La ex mujer del novio confiesa estar detrás del incendio en una boda en el que murieron más de 40 personas
REUTERS

MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ex mujer del novio ha confesado a la Policía kuwaití estar detrás del incendio que arrasó la carpa en la que mujeres y niños festejaban una boda en Kuwait matando a 41 personas, seis de ellas menores, según informan los medios kuwaitíes.

Según informa el 'Kuwait Times', la mujer confesó que había prendido fuego a la tienda en la que el sábado por la noche mujeres y niños festejaban el enlace --en Kuwait es tradicional que los hombres celebren la boda en un lugar separado de las mujeres--.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este diario, la mujer, primera esposa del novio, fue detenida después de que algunas sirvientas dijeran que la habían visto prender fuego a la tienda con trapos empapados en queroseno. Según estas fuentes, la novia consiguió escapar a las llamas, pero en el incendio perecieron su madre y su hermana.

Por su parte, el diario 'Al Qabas' afirma que la mujer, de 23 años, explicó a la Policía que quería vengarse del trato recibido por su ahora ex marido antes de divorciarse. Los hechos se produjeron en la localidad de Jahra, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital.

Según informa la BBC, ya se han celebrado los funerales de las víctimas que han podido ser identificadas, una tarea complicada puesto que los cadáveres quedaron prácticamente carbonizados como consecuencia de las llamas y será necesario recurrir a pruebas de ADN. La carpa en la que se celebraba la boda sólo contaba con una salida y no cumplía con las normas contraincendios, de acuerdo con los bomberos.

Algunos diputados, informa el 'Kuwait Times', han reclamado una investigación sobre lo ocurrido ya que consideran que el Gobierno no actuó lo suficientemente rápido para atender a las víctimas del peor siniestro de este tipo registrado en Kuwait. Por su parte, el emir, el príncipe heredero y el Gobierno se apresuraron a expresar sus condolencias y el primer ministro visitó a los heridos, prometiendo que el Gobierno adoptará las medidas necesarias para que reciban atención médica.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)