30 de mayo de 2020
24 de febrero de 2020

Una facción del rebelde SPLM-N afirma que las conversaciones de paz en Sudán "están entrando en las etapas finales"

Una facción del rebelde SPLM-N afirma que las conversaciones de paz en Sudán "están entrando en las etapas finales"
El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok - MARIO SALERNO/EUROPEAN UNION/DPA - ARCHIVO

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una de las facciones del grupo rebelde sudanés Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM-N) ha destacado que las conversaciones de paz con el Gobierno sudanés "están entrando en las etapas críticas y finales", tras varios meses de contactos en la capital de Sudán del Sur, Yuba.

Yasir Arman, 'número dos' de la facción encabezada por Malik Agar, ha resaltado que tanto el grupo como el Frente Revolucionario de Sudán (SRF) --que agrupa a varios grupos rebeldes-- "están preparados para un acuerdo de paz definitivo y resolver los asuntos pendientes".

Así, ha resaltado que el acuerdo de paz ayudará a desmantelar el antiguo régimen del expresidente Omar Hasán al Bashir y permitirá formar un nuevo aparato de seguridad, según ha informado el portal de noticias Sudan Tribune.

Arman ha descrito además como positivo el encuentro que mantuvo el sábado con el presidente del Consejo Soberano, Abdelfatá al Burhan, antes de hacer hincapié en que éste "demostró un claro deseo de alcanzar un acuerdo de paz".

El SRF está manteniendo además contactos con la coalición opositora Fuerzas para la Libertad y el Cambio (FFC) para abordar cómo engranar a los rebeldes en el proceso de transición en el país africano.

La delegación de las FFC lleva cerca de dos semanas en Yuba para abordar con los rebeldes asuntos como la representación de estos grupos en el gobierno que encabeza Abdalá Hamdok, lo que implicaría cambios en la integración actual.

Por contra, las conversaciones entre el gobierno y la facción del SPLM-N liderada por Abdelaziz al Hilu se encuentran estancadas debido a que el grupo ha planteado como requisito previo que Jartum acepte un Estado secular y la autodeterminación en la agenda de discusiones.

De hecho, el grupo liderado por Al Hilu se desvinculó a finales de enero del acuerdo alcanzado entre la rama encabezada por Agar y el Gobierno sudanés. El principio de acuerdo establece un estatus especial para las regiones de Kordofán del Sur y Nilo Azul, controladas por los rebeldes y escenario de conflicto desde hace varios años.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Las autoridades de transición surgieron el año pasado tras un acuerdo entre la junta militar establecida tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra Al Bashir y la oposición al exmandatario.

Para leer más