21 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

La fiscal del TPI abre una investigación por los crímenes cometidos en RCA

Bensouda dice que tanto Séléka como antibalaka habrían cometido crímenes de guerra y contra la Humanidad

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, ha anunciado este miércoles la apertura de una investigación formal sobre los crímenes que presuntamente se han cometido en la República Centroafricana (RCA) desde el año 2012.

"Desde el principio he sido clara (...) que no serían tolerados ataques contra civiles y los autores de tales crímenes se enfrentarían a la justicia ante el Tribunal Penal Internacional", ha afirmado en un comunicado.

Bensouda ha recordado que en febrero, ante la escalada de violencia en el país africano, ordenó la apertura de "un examen preliminar para evaluar" si se podía llevar a cabo una investigación propiamente dicha. El pasado mayo, ha añadido, el Gobierno interino de RCA decidió remitir la situación en el país a la oficina de la fiscal, "pidiendo que investigara presuntos crímenes dentro de la jurisdicción del TPI cometidos en el país desde el 1 de agosto de 2012".

La fiscal ha aclarado que su oficina "ha reunido y analizado escrupulosamente información relevante de múltiples fuentes fiables" en base a la cual, ha llegado a la conclusión de que "está sustentada una investigación".

Según Bensouda, "la información disponible ofrece una base razonable para creer que tanto (los antiguos rebeldes de) Séléka como los antibalaka han cometido crímenes contra la Humanidad y crímenes de guerra incluido asesinato, violación, desplazamiento forzado, persecución, saqueo, ataques contra misiones humanitarias y el uso de niños menores de 15 años en combate".

LISTA DE ATROCIDADES INTERMINABLE

"La lista de atrocidades es interminable. No puedo ignorar estos presuntos crímenes", ha subrayado la fiscal del TPI, para quien la petición del Gobierno centroafricano de que el TPI investigue "demuestra un compromiso de combatir la impunidad ante los crímenes masivos y hacer justicia a las víctimas".

Bensuda ha aclarado que su oficina trabajará ahora para "recabar pruebas penales con vistas a identificar y perseguir a los responsables por los delitos más graves" y que la investigación será "independiente e imparcial". Mientras esta dura, ha remachado, se seguirán registrando nuevos crímenes contra civiles que puedan cometerse en RCA.