30 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2020

La Fiscalía de Colombia ratificará la acusación de soborno contra el abogado del expresidente Uribe

La Fiscalía de Colombia ratificará la acusación de soborno contra el abogado del expresidente Uribe
El expresidente de Colombia Álvaro Uribe interviene en el Diálogo 'El perfil del político del siglo XXI' en la Universidad Francisco de Vitoria. - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Colombia ratificará en una audiencia su acusación de soborno y fraude procesal contra Diego Cadena, el abogado del expresidente Álvaro Uribe, que actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario en el marco de esta investigación.

El proceso también avanza contra el abogado Juan José Salazar, socio de Cadena, que, según la Fiscalía, colaboró con el presunto soborno, según ha informado el diario 'El Tiempo'.

Cadena y Salazar, que no ha sido objeto de ninguna medida cautelar, están siendo investigados en el caso que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia lleva a cabo contra Uribe, que también fue puesto bajo arresto domiciliario por supuesto fraude procesal y soborno de testigos.

En concreto, Cadena está investigado por visitas que realizó a exparamilitares para, supuestamente, persuadirlos para hablar en favor de Uribe en la CSJ, gestión que incluyó pagos y supuestas promesas de dádivas.

Uribe, cuya figura divide al país, tiene más de medio centenar de procesos abiertos en su contra por diversos delitos, en su mayoría vinculados a grupos paramilitares.

EL PROCESO CONTRA URIBE

De hecho, el proceso contra Uribe comenzó cuando el exmandatario inició un proceso jurídico contra el exsenador del izquierdista Polo Democrático Iván Cepeda al acusarle de tener presuntos lazos con paramilitares.

Uribe denunció a Cepeda por dirigir una supuesta manipulación de testigos para acusarlo por vínculos con escuadrones paramilitares de ultraderecha. Sin embargo, el Supremo cerró la investigación contra Cepeda y el investigado pasó a ser el propio expresidente, después de que el tribunal no hallara responsabilidad de Cepeda.

Así, la Corte Suprema sostuvo que los testimonios de antiguos paramilitares que recogió Cepeda en algunas cárceles acusando a Uribe de favorecer o de tener nexos con esos grupos no fueron producto de manipulación ni de pagos.

Desde entonces, se abrieron dos investigaciones contra Uribe: una por presuntamente presionar a exparamilitares para que declararan contra Cepeda y otra por presionar al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve para que se retractara en lo que lo vincula con el nacimiento de las Autodefensas en Antioquia, grupo que desmovilizó en su Gobierno en 2006.

Por otra parte, ordenó que se presente un informe sobre una investigación contra Uribe por sus supuestas omisiones para impedir una masacre cometida por paramilitares en 1996, cuando era como gobernador del departamento de Antioquia, y que no avanza desde el 2014.

Los paramilitares de ultraderecha fueron grupos armados ilegales que surgieron en la década de 1980 financiados por ganaderos, terratenientes y comerciantes para protegerse de los ataques de la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Estos grupos paramilitares están acusados de cometer las peores violaciones a los Derechos Humanos en medio del conflicto interno de más de medio siglo que dejó 220.000 muertos y de estar activamente vinculados con el narcotráfico.

Para leer más