9 de abril de 2020
11 de noviembre de 2014

La Fiscalía colombiana confirma el espionaje al jefe negociador del Gobierno

BOGOTÁ, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía General de Colombia ha confirmado que el jefe del equipo negociador del Gobierno en el diálogo de paz, Humberto de la Calle, fue espiado, según han informado fuentes cercanas al Ministerio Público a 'El Espectador'.

Al parecer, agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) han encontrado un virus en los teléfonos móviles y ordenadores de De la Calle que permitía acceder a los archivos almacenados en estos dispositivos electrónicos.

Una vez confirmado el espionaje, los investigadores se estarían centrando en determinar quién está detrás de la interceptación de las telecomunicaciones de De la Calle y, sobre todo, en los motivos.

En septiembre, el jefe negociador del Gobierno denunció que habían intentado acceder de forma ilegal a sus cuentas electrónicas. "Se me ha informado de que al menos en 17 oportunidades trataron de entrar a mi computador y de que las comunicaciones a través de mi celular también pudieron ser infiltradas", dijo desde La Habana.

De la Calle confirmó así lo que se dio a conocer en mayo, entre la primera y la segunda vuelta electoral, cuando salió a la luz la 'Operación Andrómeda', supuestamente llevada a cabo por el Ejército a las órdenes del 'uribismo' para favorecer a Óscar Iván Zuluaga de cara a los comicios presidenciales.

En una entrevista concedida a la revista colombiana 'Semana', el 'hacker' Andrés Sepúlveda afirmó que desde las instalaciones de Inteligencia que el Ejército tenía en Bogotá --Andrómeda-- se espió no solo a los negociadores del proceso de paz, incluido De la Calle, sino también al presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Sepúlveda explicó que "Andrómeda nació como una operación legal de Inteligencia, pero terminaron monitoreando todo lo que oliera a favor del proceso de paz (...) Se convirtió en uno de los brazos de información del 'uribismo'".

El 'hacker' también denunció que el Ejército no actuó solo, sino que contó con la ayuda de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI). "Ellos finalmente me dieron herramientas que no me podía dar Andrómeda, me suministraban información, me daban líneas de ataque, y todo muy a fin, extrañamente, del ex presidente Uribe", apuntó.

DIÁLOGO DE PAZ

Desde el 8 de octubre y el 19 de noviembre de 2012 en Oslo y La Habana, respectivamente, Gobierno y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llevan a cabo un diálogo de paz basado en una agenda de seis puntos para poner fin a más de cinco décadas de conflicto, en las que han muerto 600.000 personas.

Tras seis meses de intensas negociaciones, finalmente el 26 de mayo de 2013 las partes pactaron sobre desarrollo agrario y rural, el primer punto de la agenda y el más importante para la guerrilla, ya que sobre él pivota toda su lucha armada.

El segundo acuerdo del proceso de paz llegó el pasado 6 de noviembre, sobre participación política. Los puntos clave son el compromiso para crear un estatuto de la oposición, que establezca sus derechos, deberes y garantías, y una reforma electoral, que incluye circunscripciones transitorias.

A ellos se suma un tercer acuerdo alcanzado el pasado 16 de mayo sobre el problema de los cultivos de drogas ilícitas, por el cual las FARC se han comprometido a romper todos sus vínculos con el narcotráfico, una de sus principales fuentes de financiación.

Las partes iniciaron el pasado 12 de agosto las conversaciones sobre el reconocimiento y la reparación a las víctimas, tema al que seguirán el abandono de las armas y el mecanismo de refrendación del acuerdo final de paz.

Para leer más