19 de febrero de 2020
21 de julio de 2018

El FMI se posiciona en contra del incremento de los aranceles internacionales

BUENOS AIRES, 21 Jul. (Reuters/EP) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido este sábado a líderes económicos mundiales que la reciente ola de aranceles comerciales perjudicará significativamente al crecimiento global, un día después de que el presidente estadounidense Donald Trump amenazara con escalar aún más su disputa comercial con China.

La directora del FMI, Christine Lagarde, ha explicado que presentará a los ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales del G20 que están reunidos en Buenos Aires este fin de semana un informe que detalla los impactos que las restricciones ya anunciadas tendrán sobre el comercio mundial.

"Ciertamente indica el impacto que va a tener en el PIB que, en el peor escenario, bajo las medidas actuales (...) está en el rango de 0,5 por ciento en una base global", ha dicho Lagarde en una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne.

En el informe preparado para los ministros del G20, el FMI afirma que el crecimiento global podría alcanzar un máximo de 3,9 por ciento en 2018 y 2019, mientras que los riesgos de una desaceleración han subido debido a las crecientes tensiones comerciales.

La advertencia llega poco después de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, declarara también desde la capital argentina que los aranceles por el momento no han tenido efectos "macroeconómicos" en la mayor economía mundial.

Las tensiones comerciales han salido a la luz en los últimos meses cuando Estados Unidos y China, la segunda economía más grande del mundo, se aplicaron aranceles mutuamente sobre los bienes del otro por 34.000 millones de dólares hasta el momento.

La reunión del G20 en Buenos Aires se da en medio de una dramática escalada en la retórica de ambos países. Trump amenazó el viernes con aranceles sobre todas las exportaciones chinas a Estados Unidos, valuadas en 500.000 millones de dólares.

Mnuchin intentará reunir a los aliados del G7 durante el fin de semana para que se sumen a acciones más agresivas contra China, pero podrían ser reacios a cooperar debido a los aranceles impuestos por Estados Unidos sobre el acero y el aluminio importado desde la Unión Europea y Canadá, que llevaron a represalias.

La última reunión del G20 en Buenos Aires a finales de marzo terminó sin ningún acuerdo firme de los ministros respecto a las políticas comerciales y sólo con un compromiso de continuar con el diálogo.

El ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, ha asegurado que utilizará la reunión para abogar por un sistema de comercio basado en reglas, pero que las expectativas eran bajas. "No espero que se alcancen progresos tangibles en esta reunión", reconoció en el vuelo a Buenos Aires.

Por su parte, el presidente del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, espera que el debate en la reunión del G20 derive en una reducción de las medidas comerciales de represalia. "El proteccionismo comercial no beneficia a ninguno de los involucrados", ha argumentado. "Yo creo que al final se impondrá la mesura", ha agregado.

Para leer más