5 de marzo de 2021
31 de enero de 2014

Francia investiga a dos menores por intentar unirse a los rebeldes sirios

PARIS, 31 Ene. (Reuters/EP) -

Un tribunal francés ha abierto una investigación formal sobre dos adolescentes que intentaron unirse a grupos rebeldes en Siria y de los que se sospecha que planeaban atentados terroristas. Sin embargo, esta decisión puede suponer un intento de evitar que se unan más voluntarios a la guerra civil siria.

Los jóvenes, de 15 y 16 años, fueron detenidos en Turquía y escoltados de vuelta a Francia, donde la Policía les interrogó durante 48 horas, el máximo permitido a los menores de edad según la legislación francesa.

Después del interrogatorio, un juez de instrucción de París les ha puesto bajo investigación formal por conspirar para cometer actos terroristas, convirtiéndose en los más jóvenes en ser acusados de este delito en Francia.

Este caso ha puesto de relieve la creciente preocupación por parte de las autoridades francesas por el aumento de los jóvenes que abandonan el país para unirse a los grupos rebeldes islamistas de siria.

Además, los medios franceses han informado de que la Policía está intentando descubrir si una joven de 15 años desaparecida en la ciudad de Aviñón, en el sur del país, también había viajado a Siria para unirse a la guerra civil.

Por su parte, los abogados de los acusados han indicado que los jóvenes niegan las acusaciones y que han argumentado que viajar a Siria no es ilegal, por lo que no pueden ser considerados culpables de ningún delito.

El ministro del Interior francés, Manuel Valls, ha asegurado esta semana que solicitará al presidente, François Hollande, que apruebe una serie de medidas que tendrán como objetivo ayudar a las familias y a las autoridades locales a detectar a estos posibles voluntarios.

Valls ha indicado que los jueces podrán juzgar a aquellos voluntarios que hayan abandonado el país si su plan es unirse a las facciones rebeldes islamistas como el Frente al Nusra, considerado una organización terrorista por Naciones Unidas.

Esta situación también ha aumentado en toda Europa durante el año pasado. De hecho, miles de jóvenes de origen musulmán han abandonado sus lugares de residencia para unirse a los rebeldes en Siria. Las autoridades han mostrado su preocupación por el hecho de que estos rebeldes puedan radicalizarse y cometer atentados cuando regresen a suelo europeo.

Para leer más