4 de diciembre de 2020
13 de junio de 2007

Francia.- El primer ministro hace campaña en Nantes, donde gobierna el socialista Jean-Marc Ayrault

PARÍS, 13 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Salvador Martínez) -

El primer ministro francés, François Fillon, hizo campaña para la segunda vuelta de las elecciones legislativas esta tarde en Nantes. El alcalde de la ciudad, Jean-Marc Ayrault, fue objeto de las críticas de un discurso de Fillon, en el que también hizo mención a la izquierda francesa y pidió el voto mayoritario del electorado en los comicios que configurarán la Asamblea Nacional este domingo para poner en marcha el proyecto presidencial de Nicolas Sarkozy.

En su discurso, Fillon arremetió contra el alcalde de la ciudad para promover los candidatos del partido del jefe de Estado galo, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), en la región de País del Loira, en el oeste del país. Según señaló, Ayrautl, quien también ha sido presidente del grupo parlamentario socialista en la Asamblea Nacional, "simboliza esa izquierda que tienen como única esperanza pararlo todo".

"Nantes", el departamento de "Loira Atlántico y el País del Loira merecen algo mejor, mejor que esa frenada, mejor que ese paro, mejor que un paso atrás", proclamó en los momentos finales de su discurso, pronunciado ante 1.500 militantes en el parque de la Beaujoire.

En su discurso, marcado, como todos los precedentes, por la defensa del proyecto presidencial del presidente Sarkozy, incluyó una referencia al Impuesto al Valor Añadido (en francés TVA), del que el Gobierno estudia hacer un aumento para incrementar así las partidas dedicadas a la protección social, según ha informado el Ejecutivo.

Que este estudio se realice cuando la primeras medidas del gabinete versan sobre las exoneraciones fiscales ha levantado las críticas desde la izquierda, que tacha el TVA de "antisocial" en lugar de llamarla "social", como dicen en la UMP.

Sobre esta polémica, Fillon declaró que "el proyecto de TVA social está escrito claramente en el programa de Nicolas Sarkozy", evocando una inevitable aplicación. Guardando las distancias respecto del 5 por ciento que dicen desde el PS francés que podría aumentar el citado impuesto, Fillon mantuvo que hacer esas especulaciones es "ir un poco rápido".

"¿Hará falta ir hasta ahí?", se preguntó. "Veremos, el Gobierno trabaja en ello con economistas, de derecha y de izquierda a la luz de las experiencias extranjeras y con los actores sociales", añadió. El TVA en Francia es actualmente del 19,6 por ciento.