25 de febrero de 2021
10 de abril de 2014

El Gobierno turco pretende aumentar el poder de los servicios de Inteligencia

ANKARA, 10 Abr. (Reuters/EP) -

El Gobierno turco ha buscado este jueves apoyo para aumentar el poder de los servicios secretos, movimiento que ha sido calificado por la oposición de intento del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, por reforzar su control sobre el Estado en medio de su lucha por el poder.

El control del aparato de seguridad de Turquía es uno de los temas de disputa entre Erdogan y el clérigo Fetulá Gülen, un antiguo aliado que opera desde Estados Unidos y cuya red de seguidores ha ejercido una importante influencia sobre la Policía y los tribunales.

Erdogan ha acusado a la red Hizmet (Servicio) de Gülen de haber orquestado un complot para derrocarle tras haber realizado escuchas telefónicas, incluyendo el teléfono de Erdogan, durante años y de haber filtrado grabaciones que han desatado acusaciones de corrupción contra su entorno en fechas cercanas a elecciones. Gülen ha rechazado las acusaciones.

El borrador inicial ha propuesto dotar a la Organización Nacional de Inteligencia (MIT) de más margen para operar en el extranjero, así como mayor inmunidad judicial para los principales agentes.

El MIT está dirigido por Hakan Fidan, uno de los confidentes más cercanos a Erdogan y que fue investigado en 2012 al haber sido considerado una amenaza para la autoridad del primer ministro.

El viceprimer ministro, Besir Atalay, ha declarado que la prioridad ha sido actualizar las leyes existentes, que llevan desfasadas varias décadas, para situar al servicio secreto turco a la altura de las agencias de socios internacionales.

"La intención es desarrollar una legislación más transparente que dote a la agencia de un mayor marco de operaciones, como ya ha hecho Occidente", ha declarado en el Parlamento.

"Las actividades del MIT en seguridad exterior, defensa nacional, lucha antiterrorista, contra-inteligencia y crimen cibernético se verán intensificadas con el nuevo borrador", ha añadido Atalay.

RECELO EN LA UNIÓN EUROPEA

Las economías occidentales, incluida la Unión Europea, han mostrado su preocupación por el alejamiento de Turquía, país candidato para entrar en la organización, de la normativa comunitaria.

"Los eventos de los últimos tres meses han provocado que se dude del compromiso de Turquía con los valores y estándares de la Unión Europea", ha declarado el comisario Stefan Fuele, que también ha mencionado la purga de Erdogan de miles de oficiales de Policía y la reasignación de cientos de jueces y fiscales, después de que se le hubiese investigado por corrupción.

Los seguidores de Erdogan han declarado que la oposición ha subestimado el elevado nivel de amenaza a la seguridad nacional y la han descrito como "Estado paralelo" que pretende sabotear al Gobierno para frustrar sus intenciones de concurrir en las elecciones generales de agosto.

La última grabación que ha sido filtrada, que fue publicada en YouTube días antes de las elecciones locales que sirvieron como referéndum para evaluar la gestión de Erdogan, mostraba una reunión entre Fidan, el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, y el segundo cargo más importante de las Fuerzas Armadas, en la que discutían una posible operación militar en Siria.

Esta filtración ha sido la más dañina para la seguridad de los últimos meses y ha provocado que las autoridades turcas hayan cerrado el acceso a YouTube. La compañía teleoperadora BTK ha comunicado que no retirará la restricción al portal web hasta que lo ordenen los tribunales.

"ESTADO DE INTELIGENCIA"

El primer ministro turco ha comunicado que "entrará en la guarida" de quienes le han acusado y han filtrado secretos de Estado, después de que el AKP, al que pertenece, haya obtenido una importante victoria en las elecciones locales a pesar de los escándalos de corrupción.

Fuentes oficiales han comunicado que Turquía emprenderá una investigación criminal contra el "Estado paralelo" respaldado por Gülen, operación que seguramente sea dirigida por el MIT. Nueve oficiales de Policía han sido detenidos en la ciudad de Adana, en el sur del país, en el marco de una investigación sobre escuchas telefónicas, según medios locales.

"Si el movimiento de Gülen tiene representación en la Policía y la judicatura, tienen que poner a alguien que les vigile, y este alguien seguramente sea el MIT, como es lógico", ha declarado el experto del Centro Johns Hopkins de Estudios Internacionales Avanzados Scante Cornell.

El proyecto de ley, que podrá ser enmendado durante el debate, plantea estrictas penas de prisión por la filtración de documentos clasificados y establece protección para el jefe de Inteligencia, que solo podrá ser juzgado por el máximo tribunal de apelación.

"Esta ley otorga al MIT de una autoridad que no debería tener en un Estado de Derecho. Esta autoridad convertirá Turquía en un Estado de Inteligencia", ha declarado el diputado de la oposición Sezgin Tanrikulu.

La prensa local ha publicado que el MIT ha intervenido en Adana para prevenir a las fuerzas de seguridad sobre la búsqueda de unos camiones que, según sospechas de los tribunales, podrían llevar armas a grupos rebeldes en Siria.

La organización de Inteligencia no ha realizado comentarios, aunque el Gobierno ha comunicado que los camiones transportaban ayuda humanitaria.

El MIT ha tenido también un papel fundamental en las conversaciones de paz con milicianos kurdos, en un esfuerzo por terminar con la insurgencia del sureste del país, una de las más pobres, que ha provocado la muerte de 40.000 personas durante los últimos 30 años.

"El papel de la agencia en el proceso de paz ha provocado que Erdogan y el MIT hayan ganado credibilidad de cara a los países occidentales", ha declarado Cornell. "Lo que se ve es que el MIT ha tenido mucha importancia en la política relativa a Siria. En general, ha crecido la preocupación sobre el papel que ha tenido el MIT", ha concluido.

Para leer más