3 de abril de 2020
16 de junio de 2014

Los Gobiernos de la UE defienden mantener pago a salarios de funcionarios palestinos en Gaza que no trabajan

BRUSELAS, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Gobiernos de la Unión Europea han defendido mantener el pago de salarios a funcionarios de la Autoridad Palestina en la Franja de Gaza a pesar de que el Tribunal de Cuentas europeo les recomendó en diciembre pasado "suspender" la ayuda europea a este enclave palestino tras comprobar que ésta contribuyó a pagar salarios de funcionarios que no trabajan.

"El Consejo ha subrayado que es importante en términos políticos continuar apoyando la decisión de la Autoridad Palestina de pagar a sus trabajadores en la Franja de Gaza porque son un elemento clave para mantener la presencia en Gaza y la unidad de un futuro Estado de Palestina", han defendido los Veintiocho en unas conclusiones aprobadas este lunes en respuesta al informe crítico en el que se auditó el uso de 1.000 millones de financiación directa de la UE a la Autoridad Palestina entre 2008 y 2012.

Los Veintiocho han recalcado que el problema afecta a "funcionarios en Gaza que no son capaces de trabajar debido a la situación política" en alusión al control ejercido por el partido islamista Hamás en la Franja de Gaza desde 2007. Hamás ha llegado recientemente a un acuerdo con Al Fatá por el que se ha formado un Gobierno de unidad nacional palestino.

Los Gobiernos europeos han subrayado además que el Servicio Europeo de Acción Exterior y la Comisión han acordado negociar con la Autoridad Palestina "una solución para tener en cuenta las preocupaciones del Tribunal" que permita en todo caso "que la AP continúe apoyando a sus empleados en Gaza" y han defendido la necesidad de tener en cuenta la situación "compleja y difícil" por "la ocupación israelí" y la falta de control de la Autoridad Palestina sobre el territorio.

El principal autor del informe, Hans Gustav Wessberg, explicó en diciembre que comprobaron 'in situ' que cuatro de cada diez funcionarios recibía un sueldo con fondos de la UE sin trabajar, un problema "concentrado en Gaza". La UE paga el 20 por ciento de los salarios del total de funcionarios de la Autoridad Palestina, cuya plantilla se eleva a unos 170.000 efectivos.

Los Veintiocho han saludado que el Tribunal de Cuentas europeo haya reconocido que "no hay pruebas de corrupción, uso indebido o desvío de los fondos" de la UE y han considerado que el mecanismo de asistencia directa PEGASE ha contribuido de forma "tangible" a preparar una solución de dos Estados, al tiempo que han asegurado que "la mayoría de las recomendaciones del Tribunal ya se están aplicando", entre ellos pasos por parte de la Comisión Europa para reducir el coste del programa de ayudas y que la Comisión apoye a la Autoridad Palestina para reformar la administración pública. No obstante, han pedido a la Autoridad Palestina que acelere la reforma y proceda a reformar también la gestión de sus finanzas públicas.

También han reconocido que resulta "clave" introducir indicadores para medir el rendimiento de las ayudas en áreas como educación, la salud y la gestión de las finanzas públicas como ha pedido el Tribunal de Cuentas europeo, aunque han pedido tener en cuenta que "muchos de los elementos requeridos para cumplir estos indicadores están parcial o totalmente fuera del control de la Autoridad Palestina".

Los Veintiocho también han instado a las autoridades israelíes a "dar pasos para hacer que la asistencia financiera de la UE sea más eficaz" sobre el terreno tras recordar que la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior han intentado garantizar su cooperación para aplicar la ayuda directa europea.

El Tribunal de Cuentas también reclamó pasos a Israel para mejorar la eficacia del mecanismo de ayudas europeo. Wessberg aseguró que éste estaba siendo socavado "por las restricciones económicas numerosas impuestas por Israel" como las restricciones de movimiento de mercancías y personas y en relación a los impuestos de IVA y otros que recolecta en nombre de la Autoridad Palestina.