10 de diciembre de 2019
2 de julio de 2014

Hamás dice que no quiere un enfrentamiento con Israel, pero advierte de que está preparado

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha afirmado este martes que no quiere un enfrentamiento armado con Israel, si bien ha advertido de que, en caso de que el conflicto le sea impuesto, estará preparado para participar en él.

El portavoz de la formación islamista, Sami Abu Zuhri, ha manifestado que "Hamás no es una superpotencia preparada para una guerra contra Israel que dañaría a la población", pero ha recalcado que las amenazas israelíes "no asustan" al grupo, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

Respecto a las acusaciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sobre la responsabilidad de Hamás en el secuestro y asesinato de los tres jóvenes secuestrados en los alrededores de Hebrón, Abu Zuhri ha dicho que "se trata de la versión israelí, que la ocupación intenta usar contra Hamás y el pueblo palestino".

Este mismo martes, Netanyahu ha prometido que "Hamás pagará" por el asesinato de los tres jóvenes israelíes y por los disparos de cohetes desde la Franja de Gaza, "aunque lleve tiempo".

Así se ha manifestado en declaraciones a la prensa antes de una nueva reunión de su gabinete de seguridad para discutir sobre la respuesta ante el asesinato de los tres jóvenes, cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados ayer cerca de Hebrón tras haber sido raptados, presuntamente por Hamás, el pasado 12 de junio.

"Hamás es responsable, Hamás pagará, y Hamás seguirá pagando", ha prometido Netanyahu, que ha asistido previamente al multitudinario funeral de Eyal Yifrach, Gilad Shaer y Naftali Frenkel, al que también ha acudido el presidente israelí, Simon Peres.

Pese a las reiteradas acusaciones del Gobierno israelí, las autoridades aún no ha presentado ninguna prueba que vincule a la formación con los secuestros. La autoría de los mismos fue reclamada por las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, brazo armado de Al Fatá.

Desde que se produjo la desaparición de los adolescentes, las fuerzas de seguridad israelíes han llevado una vasta operación contra Hamás y otras facciones palestinas durante la que han muerto ocho palestinos y han sido detenidos otros 419. Asimismo, se han destruido decenas de viviendas como método de castigo colectivo.

Para leer más