19 de abril de 2019
20 de enero de 2014

Hariri volverá a Líbano para las próximas elecciones parlamentarias

PARÍS, 20 Ene. (Reuters/EP) -

El ex primer ministro de Líbano Saad Hariri ha asegurado este lunes que volverá a Líbano para participar en las elecciones parlamentarias que tendrán lugar durante el mes de noviembre y que está preparado para trabajar con sus rivales por el bien del país.

"Volveré a Líbano para las elecciones para un día poder ser primer ministro", ha asegurado en una emisión de la radio Europe 1.

Hariri, que ha estado exiliado entre Francia y Arabia Saudí desde 2011, cuando su Gobierno fue derrocado por el partido-milicia chií Hezbolá, ha estado asistiendo en La Haya al juicio contra los cuatro acusados de asesinar a su padre y ex primer ministro Rafik Hariri en un atentado con coche bomba ejecutado el 14 de febrero de 2005 en Beirut.

Hasta ahora, Hariri se había mostrado reacio a dar una fecha concreta para su retraso. Sin embargo, su nuevo tono conciliador hacia el poderoso grupo chií podría ser un fuerte giro para Hariri y su partido, el Movimiento Al Mustaqbal (Futuro), integrante de la coalición Movimiento 14 de Marzo.

"El interés de Líbano es más importante que el mío", ha contestado a la pregunta sobre si estaba preparado para compartir el poder con sus rivales. El grupo suní que lidera Hariri respalda la revuelta contra el presidente sirio, Bashar al Assad, en la guerra civil que asola el país vecino desde hace ya casi tres años. El ex primer ministro sostiene que Al Assad está detrás de la muerte de su padre.

"Todo el mundo sabe quién dio la orden. Fue Bashar al Assad", ha asegurado Hariri. "Un día iremos y los cogeremos (a los responsables). Y pagarán", ha asegurado. El libanés también ha culpado al presidente sirio del asesinato de uno de sus asesores más cercanos, Mohamed Chatah, el pasado mes de diciembre.

COMIENZA 'GINEBRA 2'

La guerra de Siria, que hasta ahora se ha cobrado más de 130.000 vidas, ha empeorado la división religiosa en Líbano, especialmente desde que Hezbolá se unió a las fuerzas de Al Assad. La conversación de paz sobre la cuestión siria, que se reanuda este miércoles en Ginebra, será la primera reunión entre el Gobierno de Al Assad y sus rivales.

Hariri ha asegurado que lo más importante es que Al Assad se vaya. "Al Assad debe abandonar el poder. No podemos tener un presidente como Al Assad dirigiendo Siria", ha asegurado. "Es tarea de Rusia e Irán decirle a Al Assad que se vaya porque los sirios no lo quieren".

Líbano, que todavía sigue en el camino de la recuperación después de su guerra civil que duró entre 1975 y 1990, ha estado sin un Gobierno a pleno rendimiento desde que el primer ministro, Najib Mikati, dimitió el pasado mes de marzo.

Un Gabinete provisional con poderes mínimos es ahora el encargado de dirigir el país, mientras los partidos intentan alcanzar un acuerdo para formar Gobierno, de cara a las elecciones parlamentarias, que tendrán lugar el próximo mes de noviembre.