19 de enero de 2020
11 de diciembre de 2019

El hermano de Ortega pide al presidente de Nicaragua que libere a los presos políticos

El hermano de Ortega pide al presidente de Nicaragua que libere a los presos políticos
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega - REUTERS / OSWALDO RIVAS - ARCHIVO

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El hermano del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha pedido al líder sandinista que libere a los detenidos en el marco de la represión de las protestas contra el Gobierno que estallaron en 2018 para facilitar la resolución de la crisis política.

Humberto Ortega ha reclamado a su hermano "pasos sabios y firmes", además de "justos", para superar la "dolorosa" crisis política, en una "reflexión" publicada en el diario nicaragüense 'La Prensa'.

El menor de los dos Ortega ha planteado como primer paso "que el Gobierno apele a mecanismos legítimos que permitan a los prisioneros de esta crisis política estar libres", "al calor de estos días navideños".

"Esta justa decisión dará ánimo para la lucha cívica y electoral lejos de la violencia y la destrucción", así como "libertad plena que critica el poder establecido, el autoritarismo", e "ir recuperando la economía".

De esta forma, ha argumentado Humberto Ortega, "gane quien gane las elecciones libres podrá con menos dificultades convocar un acuerdo nacional que sustente debidamente su programa de gobierno".

"En estos momentos, su Gobierno, presidente Ortega, tiene la oportunidad para un gesto justo hondamente humanista, agilizando trámites para la libertad de los encarcelados", ha recalcado.

Humberto Ortega, fue el primer comandante en jefe del Ejército Popular Sandinista (EPS) y ejerció de ministro de Defensa entre 1979 y 1990, en el Gobierno de transición que se formó tras la caída de Anastasio Somoza y en el primer Ejecutivo de su hermano. En los últimos años se ha dedicado a estudios académicos.

Las crisis política en Nicaragua estalló con las protestas que comenzaron en abril de 2018 por una polémica reforma de la seguridad social y crecieron hasta exigir la "democratización" de la nación centroamericana, en el mayor desafío a Ortega en sus quince años de gobierno.

Más de 300 personas murieron en la represión ejercida por al Policía y, según denuncian ONG, fuerzas parapoliciales. Expertos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos recomendaron procesar a Ortega por crímenes de lesa humanidad.

El Gobierno liberó a decenas de presos políticos en el marco del diálogo con la Alianza Cívica, que aglutina a los sectores opositores, pero esta última reclama la excarcelación de todos los detenidos por las protestas.

Para leer más