21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 18 de octubre de 2014

    Honduras comprará dos aviones de guerra brasileños para reforzar la lucha contra el narcotráfico

    Honduras comprará dos aviones de guerra brasileños para reforzar la lucha contra el narcotráfico
    REUTERS

    TEGUCIGALPA, 18 Oct. (Reuters/EP) -

    Honduras adquirirá dos aviones de combate brasileños 'Súper Tucano' y mejorará otros seis que ya posee para fortalecer la lucha contra los violentos cárteles del narcotráfico, que utilizan la nación centroamericana como zona de tránsito para el transporte de cocaína hacia Estados Unidos, según ha anunciado el viernes un jefe militar.

    La adquisición de los aparatos, cuyo precio final de compra no ha sido revelado, ha coincidido con la donación por parte de Taiwán de un avión Legacy 600, de la brasileña Embraer, para el transporte de altos funcionarios de Gobierno y cuatro helicópteros UH-1H estadounidenses por un coste de 36 millones de dólares.

    Desde que asumió en enero, el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández lanzó una lucha con tropas del Ejército contra los cárteles del narcotráfico, que han llevado a la empobrecida nación centroamericana a registrar la mayor tasa de homicidios del mundo.

    "Todo este equipo aéreo nos servirá para fortalecer la lucha que libramos contra ese flagelo terrible que es el narcotráfico", ha añadido el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Fredy Díaz, en una rueda de prensa.

    Honduras posee una decena de aviones 'Tucano T27', adquiridos a principios de la década de 1980 y una cantidad igual de aviones a reacción F-5 de fabricación estadounidense.

    Autoridades de Honduras han capturado a varios capos de la droga locales que son reclamados en extradición por Estados Unidos y ha incautado sus bienes.

    En enero, el Congreso aprobó la llamada Ley de Exclusión Aérea, que autoriza el derribo de aviones civiles sospechosos de transportar drogas, aunque este es un tema que le ha causado a Honduras problemas con Estados Unidos, que no está de acuerdo con esta práctica.

    Para leer más