19 de febrero de 2020
12 de diciembre de 2019

Hungría, República Checa y Polonia ponen condiciones al objetivo de eliminar las emisiones para 2050

Hungría, República Checa y Polonia ponen condiciones al objetivo de eliminar las emisiones para 2050
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban. - REUTERS / POOL NEW

Francia se alinea con los países del Este en defensa de la nuclear, pero Austria, Luxemburgo y Alemania la rechazan

BRUSELAS, 12 (EUROPA PRESS)

Los primeros ministros de Hungría, República Checa y Polonia han puesto este jueves condiciones para sumarse al objetivo de que la Unión Europea elimine sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, entre ellas un mayor apoyo financiero procedente del bloque para esta transición y que la energía nuclear forme parte de la misma.

"Hungría está preparada para adherirse al acuerdo sobre el objetivo de neutralidad climática de la UE, pero tenemos que evitar que los burócratas de Bruselas hagan que los países pobres y la gente pobre pague. Necesitamos garantías económicas", ha expresado a su llegada a la cumbre Viktor Orban.

El primer ministro húngaro también ha pedido a Bruselas que "abandone todas sus problemas" con la energía nuclear. "No hay neutralidad climática sin energía nuclear", ha subrayado.

Su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, ha reivindicado, a su vez, que los costes de la transición energética son más elevados en países como Polonia que en otros "más afortunados en el pasado" porque "tuvieron la oportunidad de que sus economías contaran con un abanico de fuentes energéticas".

En la misma línea, el primer ministro checo, Andrej Babis, ha calificado de "muy gracioso" el hecho de que Austria, uno de los países que se oponen a que esta fuente de energía forme parte de la transición climática, esté "protestando" por su producción al mismo tiempo que compra a Praga una parte de sus excedentes.

"La energía nuclear es una energía limpia y sin emisiones de dióxido de carbono y no sé por qué muchos países tienen un problema con esto (...) Si realmente quieres alcanzar la neutralidad climática tienes que entender que cada país tiene un 'mix' energético diferente", ha añadido.

DILEMA CON LA ENERGÍA NUCLEAR

Austria, Luxemburgo y Alemania, por el contrario, tienen problemas para incluir la energía nuclear entre las soluciones 'verdes'. El luxemburgués Xavier Bettel, por ejemplo, ha advertido de que está en contra de que se utilicen fondos europeos para financiar el desarrollo de plantas nucleares porque "no es ni sostenible ni segura". "Sería un error decir que la energía nuclear es la solución. No es sostenible y no lo apoyaría mi gobierno", ha sentenciado.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, se ha erigido como aliado de los países del este en esta cuestión y ha defendido que cada país debe poder elegir qué fuentes energéticas prioriza para alcanzar la neutralidad climática, así como que la nuclear es "parte de la transición". Y lo es, ha dicho, especialmente para la de países que actualmente dependen en gran medida del carbón "si lo desean y hay consenso" interno entre las distintas fuerzas políticas.

En cualquier caso, ha garantizado que hará todo lo posible para "convencer" a Praga, Varsovia y Budapest para que se unan al resto de capitales europeas en el compromiso de reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, un objetivo "esencial".

También la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, que se estrena en una cumbre, ha subrayado la importancia de que los Veintiocho se pongan de acuerdo en esta cuestión. "La próxima generación está esperando que actuemos y tenemos que cumplir sus expectativas", ha remarcado.

En la misma línea, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, se ha mostrado convencida de que sería "muy ventajoso" para la Unión Europea asumir el liderazgo en la descarbonización y ha dicho que el suyo es uno de los Estados miembro que "presionan fuertemente" para ello.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha destacado el valor de la "fuerte señal" al mundo que podrá enviar la Unión Europea si los jefes de Estado y de Gobierno logran el acuerdo sobre la neutralidad climática.

ESPAÑA APOYA EL COMPROMISO DE LA NEUTRALIDAD CLIMÁTICA

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha compartido la necesidad de aumentar la ambición sobre la reducción de emisiones de CO2. "El Gobierno de España ya ha anunciado que vamos a asumir en primera persona y vamos a defender en el Consejo europeo que la UE en su conjunto tiene que llegar a ese compromiso".

Fuentes de Moncloa han explicado que la delegación española peleará por conseguir unanimidad entre todas las capitales europeas para alcanzar la neutralidad carbónica a mitad de siglo a través de una posición "exigente pero constructiva".

España perseguirá, en concreto, que se consiga fijar este compromiso precisamente horas antes de que acabe la COP25 que se celebra en Madrid y para ello cree que "puede haber elementos" que pueden acercar a Praga, Budapest y Varsovia al resto de capitales, como objetivos intermedios diferentes entre países o fondos para apoyar su transición.