5 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

India.- El primer ministro indio considera que los rebeldes comunistas son la mayor y única amenaza de su país

NUEVA DELHI, 20 Dic. (EP/AP) -

El primer ministro indio, Manmohan Singh, consideró hoy que los rebeldes comunistas suponen la mayor y única amenaza a la que se enfrenta el país, por lo que pidió la creación de unas fuerzas policiales especiales que luchen contra los insurgentes, cada vez mejor armados y organizados.

A su juicio, los comunistas, conocidos como naxalitas, están obstruyendo la labor para extender el 'boom' económico indio a cientos de millones de personas. "Las respuestas al problema son de sobra conocidas. Necesitamos parar a las fuerzas naxalitas con todos los medios a nuestro mando", aseguró.

"No pasa ni un día sin que se produzca un incidente relacionado con el extremismo de extrema izquierda", señaló Singh hoy en una reunión sobre seguridad interior. El primer ministro alertó de que los insurgentes tienen como objetivo "toda la infraestructura económica, con el fin de paralizar las capacidades de transporte y logísticas y también para retrasar cualquier actividad de desarrollo".

En el último año se ha intensificado la lucha de los rebeldes comunistas, que operan con eficacia en el llamado 'pasillo rojo', que se extiende desde el centro de la India hasta la costa este y, por el norte, hasta la frontera con Nepal.

Aunque Sigh manifestó que el asunto del 'pasillo rojo' es una exageración, reconoció que "el extremismo de extrema izquierda" era el "único y mayor desafío a la seguridad del Estado indio" y que sigue siéndolo.

Como los insurgentes a menudo se aprovechan de que la Policía india está mal equipada, formada y dirigida, la solución, según Singh, es la creación de unas fuerzas "especializadas y dedicadas a combatir el extremismo de extrema izquierda".