5 de diciembre de 2020
8 de agosto de 2007

Irak.- Arranca en Damasco una reunión sobre seguridad en Irak con la ausencia de Arabia Saudí

DAMASCO, 8 Ago. (EP/AP) -

Hoy arrancó en Damasco un encuentro para abordar los problemas de seguridad en Irak, y en el que participan representantes de países de la zona como Irán, Bahrein, Egipto, así como representantes de la Liga Árabe y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, sin embargo, el gran ausente de la cita ha sido Arabia Saudí.

Esta es la primera reunión del recién creado Comité de Seguridad para la Cooperación y Coordinación en Irak, a instancias de la Liga Arabe el pasado mayo durante su cumbre en Sharm el Sheij.

El viceministro de Asuntos Exteriores iraquí, Labib Abbawi, instó hoy a los líderes de sus países vecinos a mostrar un respaldo genuino a Irak y reconoció su esperanza en que el encuentro de hoy, que se prolongará también mañana, para analizar la seguridad deteriorada en el país árabe produzca resultados reales sobre el terreno y no se resuma a una ristra de promesas incumplidas.

"Esperamos que esta reunión no sea un encuentro rutinario y que sea eficaz y contribuya a impulsar resultados efectivos que alcancen el objetivo de apoyarle (a Irak) en su actual dilema", explicó. "Irak espera un apoyo real y genuino para salir de este dilema y sufrimiento de terrorismo y violencia", recalcó.

En el discurso inagural de la conferencia, el ministro de Interior sirio, el general Bassam Abdul Majid, aseguró que su país ha reforzado las medidas de control en su frontera común con Irak con la intención de impedir que milicianos extranjeros entren a Irak cruzando por su territorio y para "ayudar a que la paz prevalezca en Irak".

Entre las medidas, dijo, se incluyen el levantamiento de puestos de control fijos y patrullas en la frontera. Siria ha reforzado los controles sobre el tránsito y movimiento de personas menores de 30 años, al tiempo que aseguró, las autoridades sirias han repatriado a varias más a sus países de origen y arrestado a un gran número de infiltrados que intentaron cruzar la frontera ilegalmente y que han sido, insistió, entregados a las autoridades de sus países naturales, si bien Abdul Majid no dio más detalles.

Por su parte, la delegación norteamericana ha estado encabezada su agregado de negocios en Siria, Michael Corbin. El embajador norteamericano ante la ONU y ex embajador en Irak, Zalmay Jalilzad, aseguró un día antes que el problema de seguridad "es la cuestión de los milicianos extranjeros que cruzan la frontera y la de las armas que cruzan la frontera y llegan a grupos ilegítimos". "También es una cuestión de entrenamiento y de cooperación para compartir información", añadió.

La ausencia de Arabia Saudí, uno de los grandes actores regionales, suscitó preocupación sobre la efectividad real del encuentro y se especula que su rechazo a participar en la cita se deba a las malas relaciones que mantiene con el Ejecutivo de Damasco.

En los últimos años, Irak y los países de la zona han celebrado una serie de reuniones en las que el Ejecutivo de Bagdad ha solicitado un aumento de la cooperación para impedir la infiltración de milicianos extranjeros, poner fin a la violencia y restaurar la estabilidad en el país, azotado por una guerra que dura ya más de cuatro años.

En estos encuentros, la comunidad árabe suní ha pedido a su vez al Gobierno iraquí, encabezado por Nuri al Maliki, chií, una reconciliación nacional y una mayor integración de suníes en organismos públicos y Ejecutivo.

El comité creado por la Liga Árabe tiene como objetivo estrechar la cooperación en materia de seguridad entre los 22 países miembro. El representante del organismo en la cita de hoy, Hesham Youssef, reiteró las exigencias árabes de impulsar los iraquíes un proceso de reconciliación, como paso necesario a que el país pueda disfrutar de una paz y seguridad efectivas.

"La Liga Árabe cree que la reconciliación nacional en Irak es clave para resolver los problemas del país y mantener la unidad y alcanzar la seguridad", aseguró, al tiempo que apuntó la necesidad de "abordar problemas que han bloqueado la creación de unas Fuerzas Armadas y cuerpos de seguridad en base a criterios profesionales".