7 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Irak levanta puestos de control cerca de la frontera con Turquía ante la ofensiva de Ankara contra el PKK

Irak levanta puestos de control cerca de la frontera con Turquía ante la ofensiva de Ankara contra el PKK
Un soldado de Irak durante la pandemia de coronavirus - AMEER AL MOHAMMEDAW/DPA - ARCHIVO

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irak han empezado a levantar varios puestos de control cerca de la frontera con Turquía ante el recrudecimiento de la ofensiva turca contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha llevado a Bagdad a protestar ante Ankara y a pedir la retirada de sus tropas de la zona.

Una delegación oficial visitó la zona a finales de junio para investigar los bombardeos turcos, que han dejado hasta la fecha cinco civiles muertos, tras lo que han decidido movilizar tropas hacia "posiciones dominantes y significativas" en el área de Zajo.

El comandante de la Guardia Fronteriza Dler Farzanda ha destacado además que el objetivo es "limitar los enfrentamientos entre Turquía y el PKK en la zona y evitar que causen más víctimas civiles", según ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw.

Así, ha confirmado que "se han movilizado fuerzas a cinco posiciones" en las montañas de Kere y la región de Kala Shabaniye, que ha descrito como "áreas estratégicas e importantes para la seguridad de la zona".

Farzanda ha detallado que las fuerzas turcas han penetrado cerca de 15 kilómetros en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí desde el 15 de junio en el marco de sus operaciones y ha recalcado que Bagdad ha informado a Ankara sobre la movilización de la Guardia Fronteriza.

El Gobierno de Turquía pidió el 19 de junio a Irak "cooperación" en su lucha contra el PKK tras las críticas de Bagdad a sus operaciones en el norte del país, que llevaron a las autoridades a convocar en dos ocasiones al embajador turco para trasladar protestas formales.

El Ejército turco ha intensificado sus operaciones contra el PKK tanto en el país como en el norte de Irak --donde la formación cuenta con numerosas bases-- desde que quedó roto el alto el fuego entre el Gobierno y el grupo armado en julio de 2015.

Más de 40.000 personas, en su mayoría kurdos, han muerto desde que el PKK se alzó en armas contra las fuerzas gubernamentales en 1984. El grupo está considerado organización terrorista por Turquía, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Para leer más