23 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Irak.- Al menos 23 personas mueren en Irak en distintos enfrentamientos, entre ellos, una niña de siete años

BAGDAD, 7 Dic. (EP/AP) -

Al menos 23 personas perdieron la vida hoy en Irak en distintos enfrentamientos y operaciones, incluida una niña de siete años, y dos profesores iraquíes, según un nuevo balance policial.

La menor murió al caer bajo fuego cruzado durante los enfrentamientos entre hombres armados y policías en la ciudad de Mosul (norte), según el coronel de Policía Jalaf Abdel Karim.

En otro episodio en Mosul, alrededor de las 15:00 horas local, hombres armados abrieron fuego contra el profesor de un Colegio de Deportes Mohammed Haidar Sulaiman, cuando conducía por el este de la ciudad. El agente de Policía Abdul Karim al Jubouri confirmó su muerte.

Otro profesor, Abdul Hamid al Harith resultó muerto hoy en Bagdad, también mientras se dirigía en coche a la Universidad de Bagdad, donde era director del centro de Psicología adscrito a la facultad, según confirmó el agente de Policía Bilal Ali.

Mientras, un coche bomba estacionado cerca de una estación de gas en el barrio bagdadí de Karrada hizo explosión matando a un civil e hiriendo a otros dos, según fuentes policiales.

Al menos seis policías murieron hoy en una serie de ataques con bomba y tiroteos en Irak, según informaron las autoridades. En el peor de los ataques, el coronel de Policía Bassim Mudim Abdulá y dos de sus guardias fueron abatidos en un tiroteo desde un coche en marcha hacia las 10:30 horas cerca del estadio Al Shaab en el este de Bagdad, según el teniente de Policía Bilal Ali, quien precisó que los asaltantes iban vestidos de civil y en un coche particular.

Por otra parte, un proyectil de mortero también cayó cerca de una casa en el barrio de Baladiyat, en el sureste de Bagdad, hiriendo a tres personas, según Ali.

Mientras un coche bomba que se encontraba aparcado se cobró la vida de dos policías e hirió a otro en Faluya, 65 kilómetros al oeste de Bagdad, según un agente local. Además, un civil murió en Diyala en un tiroteo desde un vehículo, mientras pereció otro policía y un segundo resultó herido por la explosión de una bomba en una carretera al paso de una patrulla en Mandali, localidad cercana a la frontera con Irán en la provincia de Diyala.

Un soldado estadounidense murió ayer durante una operación de combate en el enclave insurgente de Ramadi --a 115 kilómetros al oeste de Bagdad lanzada ayer por la tarde hasta las 12:00 horas local de hoy--, lo que eleva a once el número de militares norteamericanos muertos en un solo día, según informó hoy el Ejército estadounidense.

El soldado murió mientras se dirigía a un nido de ametralladora colocada sobre la azotea de un puesto avanzado en la ciudad, capital de la convulsa provincia de Anbar. Al menos 2.919 miembros del Ejército estadounidense han muerto desde que comenzó la guerra en 2003, según un recuento de Associated Press.

En dicha operación en Ramadi, también han muerto doce civiles y otras nueve personas resultaron heridas, según fuentes policiales y médicas, muertes que no han sido confirmadas por el Ejército estadounidense, que sí confirmaron la muerte ayer de otros cinco soldados norteamericanos de la misión de fuerza 'Lightning' y pertenecientes a la tercera Brigada de combate al explotar una bomba al paso de su convoy al norte de Kirkuk.

Por su parte, el general de Brigada y director del centro de comandancia nacional del Ministerio del Interior, Abdul Karim Khalaf, anunció que las Fuerzas de Seguridad iraquíes lanzarán en breve una búsqueda casa por casa en todas las zonas de la capital con el objetivo de confiscar armas escondidas. "Ninguna casa o área serán excluidas de la búsqueda. Se confiscará todo tipo de armas", garantizó, tras asegurar que en los últimos siete días han muerto 40 policías y otros 90 han resultado heridos.