21 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Irán.- Ahmadineyad asegura que el informe de EEUU es un "paso adelante", pero insta a Washington a seguir por ese camino

TEHERÁN, 11 Dic. (EP/AP) -

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, definió hoy como un "paso adelante" el informe del servicio de inteligencia estadounidense, en el que se señala que Irán dejó de desarrollar su programa de armas atómicas hace cuatro años.

El líder iraní aseguró a la prensa que se podría crear una nueva situación "totalmente diferente" entre ambos países, si se dan más pasos como el citado informe. Si así fuera, según Ahmadineyad, "se abriría el camino para la resolución" de los principales problemas entre Irán y Estados Unidos.

Irán siempre ha defendido que su programa nuclear es pacífico. A pesar de ello, hasta la semana pasada, Estados Unidos y sus aliados de occidente insinuaban que el país islámico escondía planos para la creación de una bomba.

De todas maneras, la última valoración estadounidense sobre Irán afirma que Teherán sí llegó a tener un plan de armas, pero fue archivado en 2003. Así, el veredicto del Servicio de Inteligencia norteamericano dista mucho del emitido en 2005, cuando aseguraba que se seguían desarrollando armas en Irán.

Cuando se le preguntó qué medidas concretas se deberían tomar desde Washington, Ahmadineyad sugirió "un cambio serio en el posicionamiento americano en la región". Añadió que las sanciones económicas sobre su país no tienen apoyo legal y que las regiones quieren hacer uso de sus derechos. "El próximo paso ha de ser respetarlos", apuntó, "éste puede ser también el camino para solucionar el conflicto palestino israelí".

El jefe del Estado iraní dijo estar "estudiando propuestas de Estados Unidos para venir a Irán y dialogar". Aunque no entró en más detalles, aprovechó para invitar al presidente estadounidense George W. Bush, como ya había hecho anteriormente, a debatir con él públicamente y frente a los medios. Por último, se refirió a la reunión que tendrá lugar hoy entre diplomáticos de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. En ella se discutirá un borrador para que la ONU sancione a Irán por desafiar su petición de que se detenga el enriquecimiento de uranio. "No hay razón para que sigan las enemistades y las hostilidades. Las amenazas han fracasado", zanjó.