28 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Irán.- Aznar insta a los líderes europeos a definir una política de seguridad ya que Ahmadineyad amenaza a Occidente

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno y presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), José María Aznar, instó hoy a los líderes europeos a definir "de una vez por todas y con claridad" una política de seguridad ya que el Irán que dirige en la actualidad Mahmud Ahmadineyad está amenazando a Occidente.

Aznar recibió hoy en Rotterdam (Países Bajos) el máximo galardón anual que otorga la Facultad de Economía de esta ciudad holandesa y en su discurso de agradecimiento insistió en que el terrorismo es la "principal amenaza" para los europeos. "En estos momentos en los que uno de los líderes islámicos, abiertamente antioccidental (en alusión a Ahmadineyad), no oculta su deseo de borrar a Israel del mapa y amenaza a Occidente con el arma nuclear, yo invito a los líderes europeos a que definan de una vez por todas y con claridad quién amenaza nuestro sistema de convivencia, si estamos realmente dispuestos a defenderlo, y en tal caso frente a quién tenemos que defenderlo, con quién estamos dispuestos a defenderlo y cómo estamos dispuestos a defenderlo", subrayó al auditorio.

Asimismo, reclamó a los mandatarios europeos que revisen "con urgencia" la política de inmigración hacia Europa porque la vinculación de la inmigración con la demografía cambiará las sociedades europeas y porque los europeos "tienen derecho a que se les garantice que las personas que llegan a Europa están dispuestas a aceptar el marco jurídico y de valores comunes de Europa".

En su opinión, los requisitos de entrada y permanencia en Europa deben establecer adicionalmente mecanismos que impidan "la fanatización e, incluso, la captación de terroristas". Aznar reconoció que estos casos son "muy minoritarios", pero opinó que las sociedades occidentales "no tienen por qué aceptar ese riesgo sin establecer mecanismos de seguridad".

Asimismo, planteó el "reto europeo" de reforzar el vínculo atlántico, así como de retomar el rumbo y evitar seguir en la deriva actual. "Europa necesita una inyección de credibilidad, de reformas económicas, de restablecimiento de buenas relaciones con nuestros amigos y de defensa de nuestras ideas y valores. De lo contrario, Europa sólo conseguirá ahondar su declive", advirtió.

En este sentido, abogó por que la UE defina sus límites geográficos ya que, a su juicio, la ampliación no puede proseguir "indefinidamente" en el tiempo. "Hay que debatir sobre este asunto y definir con claridad dónde termina la Unión Europea. Es necesario construir una Unión Europea viable, no algo que no se sepa dónde acaba, ni adónde va, ni cuál es el proyecto", precisó.

Igualmente, consideró que no es conveniente reformar el modelo institucional por la puerta de atrás. "Aquí conviene aclarar algunas cosas. Se ha hablado mucho del Tratado de Niza, de su supuesta insuficiencia, de la anunciada "parálisis europea" si no se aprobaba la Constitución. Lo cierto es que el único consenso europeo ha sido aquél que dio lugar al actual Tratado de Niza", hizo hincapié del texto que negoció en 2000 junto al resto de mandatarios europeos de entonces.

"El Tratado de Niza sirvió para hacer un consenso, sirvió para reunificar Europa, ha servido para hacer la ampliación de la Unión Europea, y nadie ha demostrado que no sirva para gobernar. Porque hoy la Unión Europea sigue funcionando con ese Tratado sin ningún problema institucional", añadió.

Eso significa, en su opinión, que algunos tenían razón, entre ellos él, y que otros, "con voces apocalípticas", anunciaban el "colapso europeo" si no salía adelante la Constitución mintiendo a la opinión pública. "Ahora se demuestra con claridad que sólo querían aprobar por la puerta de atrás una reforma institucional que cambiaba el reparto de poder negociado en Niza", subrayó.