29 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Irán.- Moussa descarta una guerra contra Irán porque su coste sería "demasiado alto"

Niega un "choque de civilizaciones" Occidente-Islam y estima que la Alianza de Civilizaciones encarna "el espíritu de tolerancia español"

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Liga Arabe, Amr Moussa, descartó esta tarde en Madrid que la crisis nuclear iraní vaya a desembocar en una guerra como la de Irak ya que, en su opinión, su coste sería "demasiado alto".

En declaraciones durante la presentación de las conclusiones del Primer Encuentro Atman sobre "Diálogo entre culturas y religiones" que se celebró el pasado octubre, Moussa manifestó además su postura en contra de la "producción, utilización o almacenamiento" de armas nucleares. Sin embargo, valoró que la comunidad internacional no debe centrarse especialmente en el caso iraní, sino en "exigir la erradicación de todas las armas de destrucción masiva en todos los países de Oriente Próximo sin excepción".

Así, rechazó que no se recuerde que Israel es un importante país nuclear que pertenece también a la región. "No es adecuado, ni útil, ni productivo, hablar de armas nucleares en manos de un país y pedirle al mundo que no tenga en cuenta que otro país las tiene", afirmó. "No estamos de acuerdo, ni aprobamos, que un país A pueda tener armas nucleares y B no. Tampoco estamos a favor de definir qué armas nucleares son buenas o malas según las tengan unos y otros países", agregó.

En este sentido, consideró que los casos israelí e iraní afectan a la seguridad en la zona del Mediterráneo y, por ende, a Europa. Por ello, vaticinó el inicio de "una carrera de armas nucleares" en Oriente Próximo "mañana mismo" si el Viejo Continente y Estados Unidos continúan con su política de "doble rasero". Asimismo, abogó por fomentar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) para conseguir, en último término, el desarme nuclear a nivel mundial.

ALIANZA DE CIVILIZACIONES

Por otra parte, el líder de la Liga Arabe negó que haya un "choque de civilizaciones", ni siquiera entre Occidente y el Islam, sino que "voces conservadores de Occidente alimentan este choque con políticas de doble rasero".

Al respecto, reconoció que la comunidad árabe "no aprueba todas las actuaciones" de Occidente, y muy particularmente de Estados Unidos, en cuestiones como Irán o el conflicto israelo-palestino. Para Moussa, hay "falta de comprensión y consenso", así como "discrepancias profundas", pero no un choque, ya que éste "no interesa a la estabilidad del mundo".

Moussa apostó por "el diálogo como medio" y "la Alianza de Civilizaciones como objetivo" para la coexistencia pacífica entre las civilizaciones. Al respecto, calificó la Alianza de Civilizaciones de "importante iniciativa" y reiteró el "pleno apoyo" de la Liga Arabe a la misma.

"La Alianza de Civilizaciones representa la encarnación del espíritu de tolerancia y convivencia del pueblo español", afirmó Moussa, añadiendo que se trata de una Alianza contra los "integristas violentos", contra "las voces estridentes" que pretenden "provocar el conflicto en nombre de la religión (...) ofenden a la dignidad humana y están en contra de la coexistencia pacífica".

Asimismo, instó a la Alianza de Civilizaciones a erigirse en un foro "transparente, abierto y maduro", que atienda las "quejas y reclamaciones" de todas las partes. "Hablemos, nos discrepemos, no busquemos el caos", apostilló.

Una de las apuestas de Moussa para impulsar el diálogo entre civilizaciones consiste en invertir en educación, ya que "el choque de las ignorancias es más importante que el choque de civilizaciones". En este sentido, consideró que con una mayor formación y conociendo mejor la historia, se pueden "erradicar los miedos y las percepciones equívocas" de una y otra parte.