14 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Irán pide que EEUU rinda cuentas por la muerte de Soleimani tras el informe de una relatora de la ONU

Irán pide que EEUU rinda cuentas por la muerte de Soleimani tras el informe de una relatora de la ONU
Concentración en la capital de Irán, Teherán, tras la muerte del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani, en un bombardeo de EEUU en Irak - -/IRANIAN PRESIDENCY/DPA - ARCHIVO

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han reclamado este jueves que Estados Unidos rinda cuentas por la muerte del general Qasem Soleimani en un bombardeo en enero en Irak, después de que una relatora de Naciones Unidas afirmara el lunes que se trató de un acto "ilegal" y "una ejecución arbitraria".

El representante permanente de Irán ante la oficina de la ONU en Ginebra, Esmaeil Baqaei Hamané, ha recalcado que "el asesinato de Soleimani es un acto ilegal y un gran crimen que puso en peligro la paz y la seguridad mundial", según ha informado la agencia iraní de noticias Mehr.

"Las acciones de Estados Unidos no sólo violan el Derecho Internacional y la Carta de la ONU, sino que violan además el Derecho Humanitario", ha dicho, al tiempo que ha manifestado que el informe presentado por la relatora de la ONU "no puede ser cuestionado".

Soleimani murió el 3 de enero junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Teherán--, Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes, tras lo que Irán atacó varias bases militares iraquíes con presencia de tropas estadounidenses.

Estados Unidos dijo tras el ataque que Solaimani planeaba ataques "inminentes", si bien días después el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que esto "no importa" debido al "horrible pasado" de Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní.

La relatora especial de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, argumentó al presentar su informe que Washington no ha aportado pruebas que justifiquen esta acción.

Así, indicó que el ataque "supuso una violación del artículo 2 de la Carta de la ONU con las insuficientes pruebas presentadas sobre un ataque inminente o en marcha", antes de reiterar que "no se han presentado pruebas de que Soleimani estuviera específicamente planificando un ataque inminente contra intereses estadounidenses, particularmente en Irak".

"Soleimani estaba al frente de la estrategia militar y las acciones de Irán en Siria e Irak, pero ante la ausencia de una amenaza inminente para la vida, las acciones adoptadas por Estados Unidos fueron ilegales", arguyó Callamard, quien apuntó además que "el asesinato selectivo de Soleimani es el primer caso conocido en el que un Estado invoca la defensa propia como justificación para un ataque contra un actor estatal en el territorio de otro Estado".

Callamard señaló que la justificación presentada por Washington "tiene el efecto de debilitar la distinción entre 'ius ad bellum' e 'ius in bello'", es decir, entre el derecho sobre el empleo de la fuerza y el derecho en la guerra, al tiempo que reconoció que "las implicaciones totales del asesinato selectivo de un actor estatal con un dron en la conducta futura son desconocidas en este momento".

Por último, apuntó que la decisión de Washington de declarar a la Guardia Revolucionaria como una organización terrorista "abre la posibilidad a que Estados Unidos presente estos asesinatos como parte de su lucha contra Al Qaeda y sus afiliados", si bien ha destacado que sería "una afirmación anómala, dada la gran contribución de Irán en la lucha contra Estado Islámico".

"Si bien las ramificaciones de la designación de Estados Unidos (contra la Guardia Revolucionaria) no están claras, no se puede eliminar la realidad de que cualquier acción adoptada por un Estado contra Soleimani es una acción contra un representante de un Estado", remachó.

Para leer más