24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 3 de enero de 2009

    Irlanda/UE.- El ministro de Defensa irlandés exige eliminar la conscripción antes de un segundo referéndum sobre Lisboa

    DUBLÍN, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Defensa irlandés, Willie O'Dea, exigió hoy como condición previa al segundo referéndum sobre el Tratado de Lisboa que se descarte cualquier referencia al servicio militar obligatorio (o conscripción) así como la imposición de un límite al gasto de defensa.

    "No es que en algún momento existiera la posibilidad de que se planteara el servicio militar obligatorio, pero la gente se ha asustado y tenemos que lidiar con esa posibilidad", indicó el ministro en declaraciones al diario 'The Irish Times'.

    El ministro indicó además que la Unión Europea había descartado recientemente un esfuerzo para crear un contingente de 5.000 efectivos, conocido como Shirbrig, predecesor de un plan para el desarrollo de "grupos de combate" de 1.500 miembros cada uno.

    Volviendo a la cuestión del alistamiento obligatorio, el ministro de Defensa expresó su intención de emprender medidas adicionales para asegurar que los jóvenes irlandeses no se sometan a la conscripción, como una hipotética enmienda constitucional. O'Dea no consideró que tal escenario llegue a tener lugar, pero indicó que de todas maneras pediría consejo en ese aspecto al Fiscal General, Paul Gallagher.

    "Estamos dando vueltas a algunos extras, por llamarlos de algún modo. No quiero ser muy específico pero para que se hagan una idea, se ha hablado mucho de la conscripción y del gasto de defensa", indicó. "Hay gente que lee el Tratado de Lisboa y se siente impulsada a gastar una enorme cantidad de dinero en materia de Defensa. Es por este tipo de cosas por lo que intentamos aliviar la preocupación de la gente", añadió al diario.

    De momento, Irlanda forma parte de la junta de la Agencia Europea de Defensa (EDA, por sus siglas en inglés), pero no está sujeta a las decisiones de esta organización. Ante los rumores de que Irlanda podría abandonar la agencia, el ministro indicó que su país "no quedaría legalmente excluido" de participar en misiones de paz organizadas por la Unión Europea o bajo mandato de Naciones Unidas, llegado el caso, pero afectaría gravísimamente a la implicación del país en las operaciones internacionales.

    "Nos pondría en una situación imposible, opino, porque no tendríamos acceso a la información estratégica con la que generalmente contamos al ser miembros de la agencia, y tampoco estaríamos implicados en la organización y planificación de las misiones", explicó.

    "Realmente, estaríamos fuera del meollo de la cuestión, por lo que las tropas irlandesas que participaran en una operación organizada por la UE se encontrarían en una situación de desventaja", añadió.

    En este sentido, O'Dea indicó que la EDA sería útil para recortar los costes militares del país. El ministro citó el ejemplo de Estados Unidos, donde "el Pentágono recibe el triple de dinero que la UE obtiene cuando adquiere material. Podemos conseguir mucho más, por menos.