2 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

Israel continúa los ataques contra Gaza en la "mayor matanza de palestinos en 41 años"

GAZA, 28 Dic. (OTR/PRESS) -

Continúa por segundo día consecutivo la ofensiva de la Fuerza Aérea israelí contra Gaza que en la jornada de hoy ha tomado como objetivos las infraestructuras del movimiento islamista Hamás, así como lanzaderas de cohetes y carreteras. Como consecuencia de estos ataques, se han contabilizado más de 280 muertos y unos 900 heridos, que sumados a las más de 200 víctimas de ayer, suponen una auténtica masacre que algunos países occidentales han considerado "desproporcionada". Ante esta situación, el presidente palestino, Mahmud Abas, ha dicho que los islamistas "podían haber evitado" la que ha definido como "mayor matanza de palestinos en 41 años" si hubieran decidido ampliar la tregua con Israel.

Más de una veintena de ataques, se registraron hoy en la zona de Gaza, que han destruido la carretera Saladino, la principal de Gaza, al norte de la franja, un camión cisterna, un puesto de policía en Rafah (al sur de Gaza) y un campo de refugiados de Jabaliya, al norte del país. Además, las explosiones afectaron también a los más de 40 túneles que unen la Franja con el desierto egipcio del Sinaí y que utilizan los palestinos para cruzar la forntera. Con esta ola de ataques durante el día de hoy se eleva el número de víctimas a un total de 282 muertos y 900 heridos, 120 de los cuales se encuentran en estado crítico, según el responsable de los servicios de emergencias en Gaza, Moawiya Hasanein.

Se trata de la segunda jornada sangrienta en Gaza, después de que el pasado sábado, medio centenar de aviones y helicópteros bombardearan edificios del movimiento que controla la región. Y es que Gaza ya había sido advertida por Israel, que amenazó con que podría enviar tropas a territorio palestino si la actual ola de ataques aéreos no ponía fin al lanzamiento de cohetes que los militantes palestinos dirigen a territorio israelí. Pero en Gaza continúan atacando territorio israelí y ayer un cohete causó la primera víctima israelí desde el final del alto el fuego hace una semana. En las últimas 24 horas han caído más de medio centenar de cohetes sobre todo en el sur de Israel y tres de ellos aterrizaron cerca de las poblaciones de Yavne y Ashdod.

De este modo, según la televisión israelí el gabinete aprobó la llamada a las filas de reservistas para que ayuden en los ataques que se llevan a cabo en la Franja. Según una información de BBC, recogida por otr/press, en la reunión de gabinete, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, advirtió que la ofensiva sería larga, dolorosa y difícil, ya que su objetivo final es impedir el lanzamiento de cohetes hacia su territorio y que se estaban tornando "intolerables", por eso decidieron actuar. "Ha llegado el momento de luchar", dijo en una alocución televisada, recogida por la cadena británica, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.

Del mismo modo, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, llamó a "paciencia, resolución y resistencia" de la población de las comunidades del sur de Israel ante los ataques con cohetes de las milicias palestinas en respuesta a los bombardeos sobre Gaza. "El Estado de Israel ha lanzado una operación militar para restaurar la calma en los residentes del sur, que han estado sufriendo incomodidades y la interrupción de su vida cotidiana, que les ha impedido desarrollar una vida normal", indicó el primer ministro antes de su reunión semanal con el Gabinete de ministros.

"No es una situación sencilla", reconoció Olmert, "pero tenemos que manejarla con cuidado, consideración, paciencia y firmeza", en declaraciones recogidas por el diario 'Yedioth Aharonoth'. "El Gobierno ha invertido muchos recursos en manejar la situación del frente nacional", indicó Olmert, en referencia a las comunidades que se encuentran en la primera línea de fuego de los cohetes de las milicias palestinas de la Franja.

SE HABRÍA PODIDO EVITAR

Por su parte, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, pidió a Hamas que reanude el cese el fuego con Israel. Abbas indicó que los ataques israelíes pudieron haber sido evitados si Hamas hubiera extendido una tregua que expiró hace más de una semana. "Hablamos con Hamás y les dijimos 'por favor, os lo pedimos, no pongáis fin a la tregua, dejad que la tregua siga, que no acabe', y así podríamos evitar lo que ha sucedido", declaró en El Cairo.

Abbas también culpó al grupo islamista de la ruptura de las conversaciones de reconciliación nacional que hubieran facilitado la convocatoria de elecciones generales y presidenciales. Ahora, dijo Abbas tras su reunión con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, la prioridad es poner fin al derramamiento de sangre y restaurar la tregua entre Gaza e Israel.

Además, las cosas se ponen aún más difíciles en la zona, ya que a última hora de la tarde, en su discurso, el secretario general del grupo chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha pedido a las milicias del grupo que estén preparadas ante un eventual ataque israelí contra Líbano.