1 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2018

Israel ha seguido bombardeando en Siria tras el derribo de un avión ruso en septiembre, según fuentes israelíes

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Israel ha seguido llevando a cabo operaciones contra objetivos en Siria tras el derribo de un avión militar ruso en septiembre, según un alto cargo israelí, que ha resaltado que la coordinación a nivel militar con Moscú sigue sin cambios, tal y como ha recogido el diario local 'The Jerusalem Post'.

La defensa antiaérea siria derribó el pasado 17 de septiembre un avión de reconocimiento ruso Ilyushin IL-20 cerca de la costa siria. Rusia responsabilizó del derribo a Israel, ya que en el momento del disparo por parte de la defensa antiaérea siria había cuatro F-16 israelíes que estaban operando en la zona.

En respuesta, el Gobierno de Rusia envió a Siria a principios de octubre el sistema antiaéreo S-300, una decisión aprobada tras el derribo del avión.

El presidente ruso, Vladimir Putin, defendió el 24 de septiembre en conversación telefónica con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, la decisión rusa de suministrar este sistema al Ejército sirio.

Moscú considera que "fueron las acciones de la Fuerza Aérea de Israel las que provocaron la tragedia" del derribo del IL-20 ruso, ocurrido el 17 de septiembre y que se saldó con la muerte de 15 militares rusos.

En respuesta, la oficina del primer ministro israelí señaló que suministrar este tipo de sistemas a "actores irresponsables" incrementará los peligros en la región. Israel y Rusia mantienen coordinación militar para intentar evitar este tipo de incidentes durante sus operaciones aéreas en el país árabe.

El Ejército de Israel ha llevado a cabo decenas de bombardeos en Siria argumentando que actúa para evitar el establecimiento de bases iraníes en el país y el envío de armas al partido-milicia chií libanés Hezbolá.

Para leer más