18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 17 de julio de 2008

    Italia tomará huellas a todos los ciudadanos para evitar la delincuencia y la discriminación

    Italia tomará huellas a todos los ciudadanos para evitar la delincuencia y la discriminación
    REUTERS



       ROMA, 17 Jul. (Reuters/EP) - 


    Italia plantea exigir las huellas a todos sus ciudadanos, una decisión destinada a atajar las críticas hacia los planes gubernamentales de forzar a los gitanos y a sus hijos a que proporcionen sus huellas dactilares como una forma de evitar la delincuencia.

       La política ha sido criticada por el Parlamento Europeo así como por Rumanía, de donde proceden muchos de los gitanos, y por grupos religiosos que han comparado la iniciativa con el marcado que hicieron los nazis y los fascistas a los judíos durante los años 30 del pasado siglo.

       El comité parlamentario acordó ayer que, desde 2010, todos los documentos de identidad que los italianos tienen que llevar, deberían incluir las huellas del titular. La medida aún debe ser aprobada por el Parlamento.

       "Calmará la cuestión de los gitanos, (las huellas) se tomarán a todo el mundo", dijo el diputado de la oposición Antonio Misani, según declaraciones recogidas en la web del diario 'Corriere della Sera'.

       El primer ministro Silvio Berlusconi ganó las elecciones de abril con la promesa de luchar contra el delito, del que muchos italianos culpan a los inmigrantes.

       Por su parte, el ministro del Interior, Roberto Maroni, miembro de la Liga Norte, contraria a la inmigración, está impulsando la medida de censar a todos los que viven en campamentos de gitanos. Ha dicho que sólo quienes no ofrezcan una identificación válida serán censados.

       Berlusconi ha defendido la política, alegando que ayudará al Estado a limpiar los campamentos de gitanos. Existen unos 140.000 gitanos en Italia, donde se les conoce como "nómadas". "El Gobierno italiano quiere garantizar que los niños gitanos puedan ir al colegio y quiere integrar a estos ciudadanos europeos", dijo el pasado martes el primer ministro italiano.

       El Defensor del Pueblo italiano dijo que era "absolutamente necesario evitar recurrir a técnicas basadas en criterios discriminatorios, especialmente si son étnicos o religiosos", pero dijo que tomar las huellas de toda la población no sería discriminatorio.

       "Necesitamos suspender de inmediato la medida de los gitanos, ya que parece que habrá una decisión que será válida para todo el mundo", dijo el líder de la oposición, Walter Veltroni.