18 de noviembre de 2019
21 de abril de 2019

Jamenei nombra a un nuevo jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán

Jamenei nombra a un nuevo jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán
REUTERS / MORTEZA NIKOUBAZL - ARCHIVO

DUBAI, 21 Abr. (Reuters/EP) -

El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ha nombrado a un nuevo comandante de la Guardia Revolucionaria, el cuerpo ideológico y militar de élite del Ejército iraní coincidiendo con la reciente designación del grupo como organización terrorista por parte de Estados Unidos.

El general de brigada Hossein Salami ha sido ascendido a comandante general y se hará cargo de la Guardia Revolucionaria en sustitución de Mohamad Alí Yafari, de quien era hasta ahora lugarteniente. Salami es conocido por sus duras declaraciones contra Israel y Estados Unidos. Jafari era el máximo responsable de la Guardia Revolucionaria desde septiembre de 2007.

"El líder supremo ha nombrado a Salami como nuevo comandante en jefe de la Guardia y reemplazará a Mohamad Alí Yafari", ha inforamdo la televisión pública iraní.

El presidente estadounidense, Donald Tump, anunció el pasado 8 de abril la inclusión de la Guardia Revolucionaria en el listado de organizaciones terroristas, lo cual se hizo efectivo el 15 de abril. En respuesta, Irán ha designado como organización terrorista al Mando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses, que coordina la acción militar norteamericana en toda la región de Oriente Próximo.

Salami afirmó el pasado 13 de abril en declaraciones a la agencia de noticias semioficial iraní Tasnim que la Guardia Revolucionaria está orgullosa de esta designación.

Salami, nacido en 1960, afirmó además en enero que la estrategia de Irán consiste en borrar "el régimen sionista" (Israel) del mapa, informó la televisión pública iraní. "Anunciamos que si Israel emprende cualquier acción de guerra contra nosotros, provocará su inevitable destruicción", dijo entonces tras una serie de ataques israelíes contra objetivos iraníes en Siria.

La Guardia Revolucionaria fue creada por el ayatolá Ruholá Jomeini durante la Revolución Islámica de 1979 como fuerza militar e ideológica de élite, pero desde entonces se ha convertido en un organismo con ramificaciones políticas y económicas que garantizan la influencia del líder supremo en la sociedad iraní y en el exterior del país.

Cuenta con un contingente aproximado de 125.000 efectivos especializados en los ámbitos terrestre, marino y aéreo e incluye al Basij, una fuerza paramilitar de voluntarios de carácter marcadamente religioso que puede intervenir en caso de disturbios. Además controla los programas de misiles balísticos y nuclear iraní y la fuerza Quds tiene influencia en países como Líbano, Irak, Siria o Yemen.