22 de octubre de 2019
27 de febrero de 2018

Japón presenta una queja formal ante Corea del Sur por mencionar a las 'mujeres de confort' en la ONU

GINEBRA, 27 Feb. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Japón han presentado este lunes una queja formal ante el Gobierno de Corea del Sur por mencionara a las 'mujeres de confort', las cerca de 200.000 coreanas que fueron utilizadas como esclavas sexuales por la tropas japonesas durante el periodo colonial de Japón sobre la península de Corea (1910-1945), ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La ministra de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung Wha, no ha hecho mención directamente a Japón durante su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, pero ha instado a que se tomen medidas basadas en un "criterio centrado en las víctimas".

Kang ha indicado que las víctimas, ahora mujeres que tienen una media de entre 80 y 90 años de edad, siguen enfrentándose a "serias dificultades para restaurar su dignidad y honor".

"Mi Gobierno ha aceptado que los esfuerzos llevados a cabo con anterioridad para resolver la disputa no han girado en torno a las víctimas. Mi Gobierno pondrá en marcha una serie de medidas para ayudarlas a curar sus cicatrices y restaurar su dignidad", ha aseverado.

El embajador de Japón ante la ONU, Junichi Ihara, ha indicado que se trata de la visión de Kang y ha insistido en que haber sacado el tema "es totalmente inaceptable".

En este sentido, ha hecho hincapié en la importancia de implementar el acuerdo dada la importancia de las relaciones bilaterales entre ambos estados para "la paz y la estabilidad" en la región.

A finales de diciembre, un comité del Ministerio de Exteriores surcoreano aseveró que el acuerdo de 2015 entre los gobiernos de Corea del Sur y Japón sobre las denominadas 'mujeres de confort' no satisfizo las necesidades de las víctimas.

El acuerdo entre ambos países resolvía "de forma irreversible" el asunto, por el cual Japón se comprometió a pedir perdón y crear un fondo para compensar a las víctimas y sus familias dotado con 1.000 millones de yenes (unos ocho millones de euros).

Sin embargo, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha insistido en que la disputa no puede ser resuelta mediante el acuerdo de 2015 y ha instado al primer ministro japonés, Shinzo Abe, a disculparse públicamente en nombre de Japón.

Para leer más