25 de marzo de 2019
14 de agosto de 2008

La Junta Militar mauritana intenta reunir apoyos para crear el nuevo Gobierno

La Junta Militar mauritana intenta reunir apoyos para crear el nuevo Gobierno
REUTERS

   NOUAKCHOTT, 14 Ago. (Reuters/EP) -  

   Los gobernantes militares de Mauritania convocaron ayer a los partidos políticos y Estados vecinos para reunir apoyo para la creación de un nuevo Gobierno que lleve al país a las elecciones presidenciales tras el golpe de Estado de la semana pasada. El general Mohamed Ould Abdel Aziz, quien derrocó al primer mandatario elegido democráticamente en el país, fue criticado por Argelia, que exigió la restauración de las instituciones constitucionales.

   Un "Consejo de Estado" liderado por Abdel Aziz ha emitido un decreto que ordena designar a un Gobierno hasta las próximas elecciones, que se celebrarán "lo más pronto posible", para reemplazar al derrocado presidente Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdallahi, quien está bajo arresto.

   En la más clara señal de apoyo hasta ahora, 40 de los 56 senadores de Mauritania y 70 de sus 95 diputados declararon ayer que aprueban el golpe de Estado. El vicepresidente del Senado Mohsen El Hadj dijo que el golpe brindaría "espacio para el diálogo" y estaba contento con el decreto.

   Abdel Aziz se reunió con el líder opositor Ahmed Ould Daddah antes de las reuniones planificadas con algunos partidos más pequeños. Tras la reunión del martes, Ould Daddah no dijo nada sobre la posible composición del nuevo Gobierno de Mauritania, un productor de petróleo a pequeña escala en Africa y un creciente proveedor de hierro, oro y cobre.

   Ould Daddah perdió en enero de 2007 una votación de segunda vuelta y, como muchos parlamentarios que renunciaron al partido de Abdallahi dos días antes del golpe, ha apoyado la toma de control por parte del Ejército. Sin embargo, algunos pequeños partidos opositores se han unido en contra del golpe y son reacios a unirse a un Gobierno liderado por los militares en Mauritania.

   Además de prometer elecciones, Abdel Aziz ha prometido tomar medidas más duras contra los militantes de Al Qaeda que operan en la región.