15 de octubre de 2019
27 de agosto de 2014

Kiev denuncia que soldados rusos han cruzado la frontera en blindados en las últimas 24 horas

   KIEV, 27 (Reuters/EP)

   El Ejército ucraniano ha informado este miércoles de que más soldados rusos han cruzado la frontera hacia el este de Ucrania, entrando en la pequeña localidad de Amvrosiyivka en cinco vehículos blindados de infantería y un camión.

   La noticia de la nueva incursión fronteriza por soldados rusos se produce tras la captura por parte de las fuerzas gubernamentales ucranianas de un grupo de paracaidistas rusos en esa misma zona. Moscú dijo que estos soldados habían entrado en Ucrania por error pero Kiev asegura que estaban en una "misión especial" relacionada con los separatistas prorrusos del este.

   "Cinco vehículos de transporte de infantería blindados y un camión Kamaz entraron en Amvrosiyivka con hombres a bordo", ha explidado el portavoz del Ejército ucraniano, Andriy Lisenko, a la prensa en Kiev.

   "Si este grupo táctico se perdió y accidentalmente entró en Ucrania como los paracaidistas de la 98 división de paracaidistas entonces solo nos queda recordarles que pueden regresar a Suria, tomando dirección este", ha subrayado Lisenko.

SIGUEN LOS COMBATES

   Entretanto, los combates han continuado en puntos clave cerca de la ciudad de Donetsk, en manos de los separatistas, pese a las conversaciones de ayer en Minsk entre el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y el ruso, Vladimir Putin, en las que el primero prometió elaborar una hoja de ruta que lleve a un alto el fuego.

   En las últimas 24 horas, según Lisenko, ha habido intensos enfrentamientos más al norte cerca de la localidad de Gorlivka y de Ilovaysk, a unos 50 kilómetros de distancia, en los que 200 separatistas han muerto y sus tanques y sistemas de misiles han sido destruidos.

   Además, 13 militares ucranianos han muerto en las últimas 24 horas en 34 enfrentamientos en distintos puntos en el este y el sureste de Ucrania, ha precisado el portavoz.

   Oficiales militares ucranainos han indicado que los separatistas, respaldados por soldados rusos y armados con blindados y material militar llegado del otro lado de la frontera, han cambiado el foco en la guerra hacia el sureste del país, en torno al mar de Azov.

   Los éxitos militares logrados por los separatistas allí podrían poner en peligro la ciudad portuaria de Mariupol, actualmente en manos de las fuerzas gubernamentales. Si los separatistas se hacen con el control de zonas en el sureste podrían reforzar sus posiciones en Donetsk desde el sur.

   Según Lisenko, los rebeldes "junto con los ocupantes rusos" han tomado el asentamiento de Starobesheve, al sureste de Donetsk, destruyendo un hospital en el proceso. Los heridos han sido evacuados hacia el sur, ha precisado.